La mujer de Matas asegura que dio a conocer el hotel en el que estaba contratada a Zaplana, diputados y senadores

Maite Areal, mujer del expresidente del Govern, Jaume Matas, quien ha declarado como testigo en el segundo juicio que se celebra contra su marido, ha asegurado que dio a conocer el hotel en el que estaba contratada en Mallorca -contratación que supuestamente sirvió para encubrir una dádiva de 42.111 euros del propietario del establecimiento en favor del exmandatario balear- al exportavoz del PP en el Congreso Eduardo Zaplana, así como a diferentes diputados y senadores.

Maite Areal, mujer del expresidente del Govern, Jaume Matas, quien ha declarado como testigo en el segundo juicio que se celebra contra su marido, ha asegurado que dio a conocer el hotel en el que estaba contratada en Mallorca -contratación que supuestamente sirvió para encubrir una dádiva de 42.111 euros del propietario del establecimiento en favor del exmandatario balear- al exportavoz del PP en el Congreso Eduardo Zaplana, así como a diferentes diputados y senadores.

"Yo me relacionaba con mucha gente", ha aseverado Areal durante su comparecencia en la vista oral, en la que ha expresado inicialmente sus reticencias a proporcionar los nombres de las personas a quienes ofrecía propaganda sobre el hotel por más de 2.900 euros mensuales. "No voy a decir el nombre de nadie, no les voy a comprometer ni quiero perjudicar a mi marido", ha manifestado Areal, respondiéndole el fiscal Pedro Horrach si ello se debe a que realmente no presentó el producto a nadie.

Sin embargo, finalmente la testigo ha hecho alusión a Zaplana así como al presidente de la Fundación Kovacs y el empresario José Manuel Maíz como algunas de las personas a las que presentó las características del complejo hotelero, si bien ha precisado que su labor no era "vender nada".

A preguntas de Horrach, Areal ha manifestado que ha hecho "muchas cosas distintas con tal de trabajar, como todo el mundo", y ha llegado a manifestar que Matas "limitaba mucho mi futuro profesional" lo que hizo que se enfadara "mucho" con él, porque "lo de presidente era muy beneficioso para todo el mundo pero no para mí. Todo me era incompatible". Es por ello que, ha recordado, su marido se puso en contacto con el administrador del hotel Valparaíso, Miquel Ramis, de quien son amigos, para pedirle trabajo para ella.

Se da la circunstancia de que Areal se encuentra imputada en otras piezas del caso Palma Arena. De hecho, una de las líneas de investigación se centran en el pago de grandes cantidades en metálico que la mujer de Matas efectuaba en tiendas y establecimientos de lujo para decorar y equipar la vivienda que el matrimonio posee en el casco antiguo de Palma, conocido como 'palacete'.

Cabe recordar que la Fiscalía Anticorrupción de Baleares inició la investigación sobre el patrimonio del expresidente tras detectar posibles irregularidades en la compra de la vivienda e incluso agentes de la Guardia Civil de paisano recorrieron varios establecimientos en los que Matas habría comprado el mobiliario para este inmueble. Estas pesquisas fueron posteriormente incorporadas al caso Palma Arena, instruido por el juez José Castro y dividido en un total de 27 piezas separadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento