Fernández cree que Caja Badajoz se "malfusionó" y que la "insistencia" del Gobierno regional aumentó su peso en Caja3

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, ha defendido este lunes que la "insistencia" del Gobierno extremeño, a través de declaraciones públicas de su presidente, José Antonio Monago, y de él mismo, ha permitido a Caja de Badajoz aumentar su representación en Caja3 del 24 por ciento inicial al actual 32 por ciento, en el marco de un proceso en el que considera que la entidad extremeña se "malfusionó".
Antonio Fernández, consejero de Economía
Antonio Fernández, consejero de Economía
EUROPA PRESS

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, ha defendido este lunes que la "insistencia" del Gobierno extremeño, a través de declaraciones públicas de su presidente, José Antonio Monago, y de él mismo, ha permitido a Caja de Badajoz aumentar su representación en Caja3 del 24 por ciento inicial al actual 32 por ciento, en el marco de un proceso en el que considera que la entidad extremeña se "malfusionó".

Fernández, que ha comparecido ante la comisión de investigación que está trabajando en el Parlamento regional para el esclarecimiento del proceso de integración de Caja de Badajoz en Banco Caja3, ha criticado el papel jugado por el presidente de la entidad extremeña, Francisco García Peña.

En concreto, ha señalado que el consejo de administración debió luchar por lograr una mayor cuota de representación en el SIP con Caja Círculo de Burgos y Caja Inmaculada de Zaragoza (CAI).

El consejero extremeño, quien fuera miembro del consejo de administración de la caja durante cinco años en la década de los 90, y que ha sido el único compareciente de cuantos han pasado hasta ahora por la comisión que lo ha hecho a petición propia, ha señalado que había datos sobre la mesa que ponían de manifiesto que el peso de la caja extremeña en Caja3 tuvo que ser mayor al 24 por ciento inicial. Posteriormente la cuota pasó al 29 por ciento, primero, y al 32 por ciento actual, después.

De esta forma, el peso que la entidad extremeña tiene dentro de Ibercaja, grupo en el que se integró posteriormente Caja3, pasó de ser del 3,62 por ciento al 4 por ciento actual.

Fernández ha mostrado nuevamente su "disconformidad" con la forma en la que se llevó a cabo la negociación para la integración de Caja de Badajoz en el SIP, "fundamentalmente por la importancia" de esta entidad en el contexto del grupo.

En este sentido, ha resaltado que de los 15 millones de euros que el grupo presentó de beneficios en el último año, 12 correspondían a Caja de Badajoz; y que de los 1.500 millones en activos tóxicos que sumaba el grupo, la entidad extremeña "solo" aportaba 60. Asimismo, ha señalado que los 770 millones con los que hubo que recapitalizar al grupo, fue "gracias a que Caja de Badajoz aportaba 220 millones en positivo", y que, de lo contrario, el capital necesario para salvar a la entidad hubiera sido mayor.

Con estos datos, "no se comprende" que Caja de Badajoz fuera la entidad con menor participación dentro del grupo y, en consecuencia, considera que "se malfusionó".

Banco de españa

En respuesta a una pregunta del diputado del Grupo Socialista Miguel Bernal sobre el papel del Banco de España, y en concreto sobre el retraso en la publicación de las actas acerca de las inspecciones realizadas a Caja Círculo y CAI, Fernández ha respondido que "sin ninguna duda" esta actuación perjudicó a la entidad extremeña, y que "no es normal" que se dilatara tanto en el tiempo su difusión.

Cabe recordar que dichas actas, en las que se ponía de manifiesto la existencia de "graves riesgos inmobiliarios" en ambas entidades, que provocaban una pérdida de solvencia del grupo, fueron conocidas el 4 de enero de 2011, apenas unos días después de que se hiciera efectivo el SIP, en diciembre de 2010.

En este caso, se ha mostrado partidario de que el Consejo de Administración hubiera recurrido a la vía judicial para poder deshacer la integración con estas cajas. Asimismo, y a preguntas del diputado de

Prex crex damián Beneyto sobre el papel que podría haber jugado el Gobierno autonómico en este asunto, ha señalado que el ejecutivo de José Antonio Monago ha sido "muy respetuoso" con el Banco de España, si bien ha dicho que esta entidad "no es intocable".

En este sentido, ha recordado lo ocurrido con Caja Rural de Extremadura, que tras iniciar un proceso de integración, finalmente se encuentra ante la posibilidad de continuar en solitario si presenta un plan de viabilidad al propio Banco de España que así lo garantice.

De cara al futuro, y en aras a que la entidad pudiera recuperar parte del patrimonio perdido desde el inicio de los procesos de fusión, ha apoyado la idea propuesta por el diputado de IU-Verdes-Siex, Alejandro Nogales, de impulsar una iniciativa parlamentaria conjunta en este sentido, aunque ha matizado que la posibilidad de que se consiga un resultado positivo es "remota", dado que Ibercaja es una entidad privada.

Por otro lado, y tras señalar que la comunidad autónoma ha "perdido" con este proceso una entidad financiera que pudiera apoyar como hasta ahora el desarrollo del territorio, considera que las futuras fundaciones actuarán "en mejores condiciones" que las antiguas obras sociales.

Finalmente, el portavoz en la comisión del Grupo Popular, José Ángel Sánchez Juliá, ha preguntado sobre la conveniencia de haber recurrido a la justicia para resolver el contrato de integración, teniendo en cuenta que se había realizado con "información no veraz".

Al respecto, Fernández ha señalado que "con las armas" que tenía la entidad "en la mano", en referencia a la información publicada tras la firma del SIP, "podría haber sido un documento consistente para haberlo intentado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento