Doce personas detenidas en el marco de una operación contra el tráfico de drogas en Gijón

La Guardia Civil ha detenido a un total de doce personas en el marco de la denominada 'Operación Torcecuellos' dirigida a la lucha contra el tráfico de drogas, esta operación ha tenido un desarrollo de seis meses, bajo dirección del Juzgado de Instrucción número 4 de Gijón.
Droga y efectos incahutados.
Droga y efectos incahutados.
OPC

La Guardia Civil ha detenido a un total de doce personas en el marco de la denominada 'Operación Torcecuellos' dirigida a la lucha contra el tráfico de drogas, esta operación ha tenido un desarrollo de seis meses, bajo dirección del Juzgado de Instrucción número 4 de Gijón.

La operación es la mayor contra el tráfico de hachís llevada a cabo en la Comunidad Autónoma en los últimos años y ha permitido desarticular un importante grupo de distribución de sustancias estupefaciente en la región.

Los detenidos en la operación J.L.G.S. de 43 años de edad y junto con su pareja sentimental M.C.O.D. de 42 años, ambos vecinos de Gijón; F.J.G.C. de 42 años y vecino de Gijón; R.P.M. de 34 años y su pareja sentimental J.G. de 28 años ambos vecinos de Gijón; S.M.G.J. de 29 años de edad y vecino de Gijón; J.R.F. de 33 años y vecino de Avilés; J.M.M.C. de 38 años y vecino de Avilés; R.D.G. de 32 años y vecino de Gijón; P.J.C.P. de 23 años y vecino de Gijón y F.A.A de 34 años y A.A.A. de 36 años, ambos vecinos de Gijón.

La misma ha permitido a la Guardia Civil incautar 332,514 kilos de hachís; 1,605 kilos de cocaína; 42,6 gramos de marihuana y 71.975,5 euros, además de cuatro basculas de precisión, dos vehículos, 23 teléfonos móviles, 55 tarjetas prepago de telefonía, dos USB y una pistola de gas comprimido. La Guardia Civil ha indicado que la valoración de la droga incautada alcanzaría un valor de mercado de más de 600.000 euros.

Según ha informado el Instituto Armado a través de una nota de prensa, las investigaciones comenzaron a mediados del mes de mayo de 2013, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una persona que, presumiblemente, se dedicaba a la distribución de importantes cantidades de sustancias estupefacientes en Villaviciosa, Avilés y principalmente en Gijón.

Por parte de los agentes encargados de la investigación, se realizaron discretas vigilancias a esta persona, con el objeto de conocer su día a día y así cerciorarse de los hechos que se iban conociendo. Así, estas investigaciones permitieron determinar que esta persona, no desempeñaba ninguna actividad laboral, que mantenía frecuentes y cortas entrevistas con diversas personas tanto en lugares públicos como domicilios, alternando los lugares y las horas.

Los agentes destacaron también en relación al principal investigado, que si bien en los últimos años no había realizado ninguna actividad laborar por cuenta propia o ajena, tenía un importante patrimonio inmobiliario, compuesto por tres pisos, tres plazas de garaje, dos trasteros y participación en otro inmueble, todos ellos localizados en Gijón.

Además se han localizado dos inmuebles más, ambos a nombre de un familiar directo. Uno de ellos utilizado para residir con su esposa y sus hijos sin grandes ostentaciones y llevando una vida de lo más normal, sin hacer sospechar de las actuaciones ilícitas a las que se dedicaban. El otro inmueble utilizado como almacén de parte de la sustancia intervenida.

Tras varios meses de investigación la Guardia Civil pudo delimitar el entramado, así como las funciones de todos los implicados, estableciendo al cabecilla y su pareja se encontraban en la cúspide de la pirámide. Un segundo escalón formado por seis personas que compraban la droga a éste y a su vez revendían a otros distribuidores al menudeo. Y un tercer escalón en el que se encontraban dos distribuidores al menudeo y dos hermanos que a pesar de no distribuir sustancias, servían al cabecilla buscándole contactos con otros distribuidores.

Bajo dirección del Juzgado de Instrucción número de Gijón entre el día 13 y el 19 de noviembre se llevó a cabo la detención de 12 personas por un delito de tráfico de drogas, no descartando imputarle a alguno de ellos otros delitos.

La Guardia Civil llevó a cabo registros domiciliarios a los principales implicados incautándose de varias sustancias estupefacientes, dinero en efectivo, balanzas de precisión, teléfonos móviles y diversa documentación con anotaciones que corroboraban la actuación ilícita de los detenidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento