pixel blanco
|

Nacida en Oviedo en el año 1975, era licenciada en Bellas Artes. Érika llegó a Madrid en el año 2002 y estuvo trabajando desde mayo del 2002 hasta febrero del 2003 en Urzaiz Comunicación, ahora AB Public Relations.

Hija de padres separados, seguía manteniendo una excelente relación con Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, e incluso con la segunda esposa de su padre, Ana Togores.

Por aquel entonces convivía con el artista Antonio Vigo, con quien rompió hace un año. Érika luchaba por mantener a su familia. En Urzaiz Comunicación trabajó como ejecutiva de cuentas, pero abandonó la empresa y estuvo en el paro mientras buscaba un nuevo enfoque profesional.

Comenzó a colaborar con distintas empresas, entre ellas un grupo editorial de libros de arte, Franco María Ricci.

En junio de 2005, empezó a trabajar para la productora Globomedia, donde ocupaba hasta hoy un puesto en el departamento de diseño. Dentro de esta empresa, realizó trabajos de decoración de los espacios 'Habitación 623' y 'Anónimos', de La Sexta.

Tras una baja laboral por "motivos personales", se reincorporó al trabajo en Navidad. Después de dos días libres por "asuntos personales", este miércoles se la esperaba en el trabajo.

Según personas que trabajaban con ella, llevaba una vida sana y no tomaba ningún tipo de drogas. Mujer de fuerte carácter y con dotes de mando, seria y algo distante, pero una "auténtica madraza", le gustaban mucho los niños, incluso presumía de que era más niñera que su hermana Letizia, con la que tenía una muy buena relación. Adoraba a la Infanta Leonor, su única sobrina.

Mujer de fuerte carácter, seria y algo distante, pero una "auténtica madraza"
En el grupo Árbol, la empresa que lidera Emilio Aragón, no tenía demasiada relación con sus compañeros.

Érika comenzó a salir con el escultor Antonio Vigo, padre de su hija Carla, en 1999, cuando sólo habían transcurrido unos meses desde la separación de sus padres, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano.

En los últimos tiempos se la vinculaba a un hombre maduro, tras romper su relación con un atractivo cámara de televisión, compañero suyo en Globomedia, donde llevaba trabajando durante un año.

Las tres hermanas Ortiz-Rocasolano, Letizia, Thelma y Érika, estaban especialmente unidas. De hecho, ocupó la casa de Doña Letizia en Valdebernardo (Madrid) cuando ésta se trasladó al Palacio de la Zarzuela.

La familia Rocasolano ha pedido respeto y prudencia a los informadores en todo lo que concierne a su fallecimiento.