Un párroco que reside en la localidad granadina de La Zubia y que imparte catequesis en la capital ha sido detenido por la Guardia Civil y posteriormente puesto en libertad con cargos después de que la familia de un menor al que daba catequesis lo denunciara por un presunto delito de abusos sexuales.

El cura y el joven acudían juntos hasta la parroquia donde se impartían las clases

Fuentes del Instituto Armado informaron de que el sacerdote, que prestó declaración ante la Guardia Civil el pasado lunes, deberá comparecer ante el juez encargado del caso cuando sea citado, ya que "las diligencias han sido remitidas" a un juzgado de Granada.

El arresto se produjo el pasado lunes en la Zubia, localidad en la que residen el menor y también el párroco.

Aunque aún se desconocen las circunstancias en las que se han desarrollado los hechos, el cura y el joven acudían juntos hasta la parroquia del Zaidín en la que se impartían las clases de catequesis, según publica hoy la prensa.

Aparentemente, los abusos sexuales consistieron en tocamientos por parte del sacerdote. De momento, el Arzobispado de Granada guarda silencio sobre los hechos.