Con gorra militar, quizás para seguir recordando que sus rizos desaparecieron para luchar contra la explotación de los niños que acuden a las guerras, David Bisbal sacó a relucir su lado más romántico.

A su llegada al aeropuerto de Miami, además de hablar de su trabajo también explicó el secreto de su fuerza: "Elena, ella es lo que me ayuda a seguir, incluso sobre un escenario", y es que según el ex triunfito: "amar es la finalidad de todos".

Por ese motivo se forzó para poder estar con s chica, Elena Tablada, el día del cumpleaños de ésta.

"Le regalé mi presencia, creo que es lo verdaderamente importante", aseveró el artista, que irradia felicidad.