Los móviles para niños son una realidad, pero ¿son adecuados?

Existe una nueva generación de menores conocida como los "niños digitales". Son aquellos para los que la tecnología resulta algo sencillo y habitual. A la vez, también hay una nueva generación de padres preocupados por el uso que hacen sus hijos de herramientas como internet, la telefonía móvil y los videojuegos.
Cam1 es la última apuesta de Movistar por este tipo de dispositivos.
Cam1 es la última apuesta de Movistar por este tipo de dispositivos.
20MINUTOS.ES

Según un estudio de Investigación y Análisis, uno de cada dos niños de edad comprendida entre 8 y 13 años tiene un teléfono móvil, en línea con los datos ofrecidos también por el Instituto Nacional de Estadística y el estudio "Infancia y Adolescencia en la Sociedad de la Información" del Observatorio Red.es.

Siguiendo estas cifras, en los últimos meses comienzan a proliferar los teléfonos móviles adaptados para niños.

Se caracterizan porque cuentan con funciones restringidas, de tal forma que son los padres los que pueden controlar con quién se comunican a través de llamadas y mensajes.

Evolución de la 'telefonía móvil infantil'

Aunque los operadores y fabricantes llevan desde hace tiempo ofreciendo servicios que otorgan a los padres un mayor control sobre las llamadas que realizan sus hijos, el primer teléfono específicamente para niños salió a la venta el pasado diciembre bajo la denominación de Mo1, de la mano de Imaginarium y Movistar.

Vodafone también ha lanzado su propio terminal de este tipo. Se llama Vodafone Mini Disney D100.

Estos terminales no contaban con las funciones que sí incluyen los móviles 'tradicionales' y por ello los fabricantes han dado un paso más allá. Cam1 es un nuevo terminal también de Imaginarium que mantiene las posibilidades de control para los padres, a la vez que se le ha añadido una cámara digital VGA de 2 megapíxeles y reproductor MP3.

Estos nuevos terminales para niños se han diseñado pensando en los adultos, es decir, en que a estos últimos les sea sencillo controlar las comunicaciones de sus hijos.

En concreto, se puede limitar el envío de MMS, las llamadas entrantes y salientes y la recepción de SMS sólo a los números de teléfono que los padres han configurado en la memoria.

¿Son necesarios?

Aunque buena parte de los padres consideran favorable que su hijo tenga móvil, Cristina Ramírez, profesora del departamento de psicología evolutiva de la Universidad de Barcelona, opina todo lo contrario. Considera que este tipo de terminales "introduce a los niños en la cultura del consumismo", produciendo "niños hiperregalados".

Mientras que los motivos principales por los que los padres deciden dar un teléfono móvil a sus hijos son los relacionados con la tranquilidad y la seguridad, destacando el hecho de que los hijos puedan llamar cuando lo necesiten y que ellos puedan saber siempre donde se encuentran, Ramírez piensa que los niños necesitan más la compañía de sus padres y menos comunicarse con ellos a través de un teléfono móvil.

Estos nuevos modelos de 'teléfonos para niños' han sido diseñados pensando en menores a partir de 6 años. Ramírez, pese a que considera que no hay una edad concreta para regalar a los niños un teléfono móvil, sí habla de un momento definido que no comienza en los 6 años.

Si bien asume que hay un momento de mayor independencia por parte de los menores en el que pueden necesitar estar en contacto con sus padres a través de un teléfono móvil, cree que regalar un teléfono en esas edades sólo responde al "afán consumista de los padres".

El hecho es que ver a niños equipados con un teléfono móvil es ya una realidad. Según la ONG Protégeles.com, los menores heredan los móviles viejos de sus padres.

De hecho, el 78% de los menores con móvil ha tenido más de uno. Los fabricantes de los teléfonos móviles para niños creen que regalar a un niño un teléfono móvil de adulto puede ser peligroso, ya que cuenta con posibilidades y contenidos inadecuados para ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento