El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), José Manuel Fernández Alvariño, considera que "por supuesto" que es necesaria una nueva reforma laboral, cuya aplicación quiere que se traduzca en que exista "mucha mayor flexibilidad" en el mercado de trabajo.

En una entrevista a la Radio Galega recogida por Europa Press, Fernández Alvariño señala que "no hace falta inventar nada", sino que se trata de "copiar un poco y adecuarse, en momentos determinados, al ritmo de la economía empresarial".

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, defendió el sábado la nueva reforma laboral que prevé el Gobierno en su plan económico, y que, según concretó, incluirá la simplificación de contratos y la flexibilización del tiempo parcial.

La patronal gallega apuesta por "un equilibrio normal dentro de la competitividad de una empresa" como manera de hacer frente a la situación de "economía de guerra" que genera la crisis, por lo que su máximo responsable afirma no estar de acuerdo con la "lectura" de que sea necesaria una devaluación interna y menores salarios para los trabajadores.

NAVAL

Por otra parte, en cuanto a la coyuntura concreta que atraviesa el sector naval, Fernández Alvariño difiere "totalmente" de que los astilleros gallegos no sean competitivos en el ámbito internacional, al valorar el "know how muy importante que no tienen otros", entre los que cita a las empresas de construcción de Corea.

Interpreta que el acuerdo de Pemex con Repsol fue decisivo para la entrada de la petrolera en el accionariado del astillero vigués Barreras, al "aliviar una situación muy tensa" y, al respecto, entiende que "hay un compromiso muy fuerte a nivel empresarial" que "no solo" afecta a la fabricación de dos buques floteles, porque "lo bueno del socio —mexicano— es que va a tener carga de trabajo para casi todos los astilleros de Galicia". "Hay una oportunidad si se sabe tratar", argumenta.

Ncg y pescanova

Sobre Novagalicia Banco y su proceso de privatización, asume que "todo el mundo tiene derecho a participar" y "comprar" la entidad en la subasta, pero reconoce que la opción de Caixabank no es su preferida, que sí identifica con en el conocido como 'plan Castellano' de adquisición por fondos de capital extranjero. "El dinero es global pero la gestión personal, para nosotros, es fundamental", subraya.

Del nuevo presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti, llama la atención sobre que "cualquier persona que se compromete a una responsabilidad tal" como la que se le economienda a él "es válida" en su puesto. Así, al nuevo equipo le pide "tratar de conseguir que no se trocee" la compañía.

Por último, sobre la gestión de la Xunta y del Gobierno central, opina que la administración "aún tiene nichos en que puede adelgazar" pues los empresarios, asegura, ya lo han hecho lo suficiente. Las cuentas de la CEG, por su parte, están "adecuadas", según sus propias palabras, aunque admite que "no" se encuentran como le "gustaría" que estuviesen.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.