La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Toledo juzgará durante cuatro días a cinco acusados de poseer cerca de un 1,5 kilogramos de droga, con el objetivo de venderla a terceros, y para los que el Ministerio Fiscal pide siete años y seis meses de prisión.

Según el escrito de acusaciones al que ha tenido acceso Europa Press, las investigaciones se iniciaron en julio de 2011 ante la sospecha de que tres de los acusados se dedicaban a la distribución de sustancias estupefacientes en la localidad toledana de Santa Olalla. Se trataba de E.C.R, condenado en junio de 2012 por la Audiencia Provincial de Sevilla por un delito contra la salud pública, y de sus dos hijos, J.A.C.G y G.C.G, ambos mayores de edad.

En esta investigación, según indica el fiscal, se observó que los tres acusados no desempeñaban ninguna actividad laboral pero llevaban un alto nivel de vida. Asimismo, los acusados impedían que sus conversaciones fueran interceptadas cambiando de número de teléfono de manera constante. A través de estas escuchas se averiguó las deudas dinerarias que mantenían con clientes y proveedores motivadas por entregas anteriores de sustancias estupefacientes.

Del mismo modo, indica el Ministerio Público en su escrito, a través de estas conversaciones se descubrió que a mediados de abril de 2012 los acusados habían iniciado preparativos para la adquisición de una partida de droga, intensificándose las conversaciones entre ellos y entre el cuarto acusado —A.M.C.L—, encargado de transportarla hasta Plasencia para entregársela a G.C.G, que se encargaría de distribuirla a terceros.

En su escrito la Fiscalía explica que el 17 de abril de 2012 se establece un dispositivo de vigilancia en el chalet de E.C.R, donde llegaría A.M.C.L. Los agentes observaron que sobre las 08.45 horas del día siguiente A.M.C.L abandonó su casa en un Audi A-3, seguido a una distancia prudencia por el quinto acusado, R.A.R.M. , que viajaba en un Citroen C-5.

Los agentes interceptaron este Citroen C-5, en la A-5 dirección Badajoz, en el que hallaron un paquete que contenía 995,9 gramos de cocaína. Tras esta intervención se registraron los domicilios del resto de acusados encontrando en uno de ellos una cantidad de 529,9 gramos de levamisol y fenacetina. El total de las sustancias habría tenido un valor de más de 96.000 euros si se hubiera vendido en dosis y de más de 23.000 vendiéndola al por mayor.

Estas cinco personas serán juzgadas desde las 09.30 horas de este martes 3 de diciembre y miércoles 4 de diciembre, así como los días 12 y 13 de diciembre.

Asimismo el fiscal ha establecido el sobreseimiento provisional de las actuaciones de otras dos personas, M.C.C.C y R.C.G.C, al no considerar debidamente justificada la perpetración de delito.

Consulta aquí más noticias de Toledo.