El conglomerado multimedia Viacom, propietario de MTV, ha exigido a YouTube que retire hasta 100.000 vídeos de su propiedad que han sido colgados sin autorización.

Viacom, que también controla VH1, Nickeloden, Comedy Central o Paramount Pictures, ha tomado la decisión después de largos meses de negociaciones infructuosas con YouTube y Google, propietaria de la web de vídeos.

YouTube ha reconocido recibir una petición de Viacom para eliminar los vídeos. "Es una pena que Viacom no tenga en cuenta la pasión de la audiencia de YouTube, que ha ayudado a promocionar muchos de los programas de Viacom", afirma la compañía en un comunicado.

La acción de Viacom podría sentar precedentes y tener serias consecuencias para la compañía, que podría ver como su valor para usuarios y anunciantes disminuye.

Por otra parte, la estrategia de Viacom podría generar animadversión entre los usuarios de YouTube, que han conocido numerosos programas de Paramount Comedy o MTV gracias precisamente al sitio de vídeo online.

Viacom es la última incorporación en la larga lista de compañías molestas por la emisión de contenidos de su propiedad en YouTube, que parece no haber implementado los filtros necesarios para impedir la difusión de vídeos no autorizados.

"YouTube y Google se quedan con todo el beneficio generado por este tipo de prácticas, sin extender la compensación a la gente que ha gastado esfuerzos y dinero para crear los contenidos", denuncian los responsables de Viacom.