El párroco de Borja, Florencio Garcés, ha salido este domingo en libertad con cargos después de declarar ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tarazona, Nieves Pérez, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.

El sacerdote ha tenido que entregar su pasaporte y tiene la obligación de personarse periódicamente en el Juzgado. Francisco Garcés, de 70 años de edad, el párroco de Borja, fue detenido este viernes como presunto autor de una apropiación de los fondos de una parroquia por una cuantía aproximada de 210.000 euros.

Efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Zaragoza, con destino en los puestos de Borja y Tarazona, han llevado a cabo desde mayo a diciembre, en el marco de la denominada Operación 'Espino', investigaciones en relación a dos denuncias recibidas de índole patrimonial.

La Guardia Civil ha podido determinar la presunta implicación de Florencio Garcés en un delito continuado de apropiación indebida, en dos delitos de simulación de delito, un delito continuado de abusos sexuales y un delito de coacción y blanqueo de capitales.

Además, la Benemérita también ha detenido a otras cinco personas, como presuntas autoras de delitos de extorsión, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal, en el marco de la Operación 'Espino'.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.