La Conselleria de Educación, Cultura y Universidades ha ofrecido ayuda técnica al centro concertado Salesians, cuyo techo se ha caído este domingo, y ha informado que este lunes decidirá dónde reubicar a los alumnos de las aulas derruidas.

En un comunicado tras el hundimiento del techo de la cubierta y del primer piso de una de las esquinas del edificio del centro concertado de Ciutadella, que ha provocado también fisuras en la fachada del centro, la Conselleria ha puesto a disposición del centro ayuda técnica para resolver la situación lo más rápido posible y dar asesoramiento a los propietarios del centro, responsables de llevar a cabo las obras de mantenimiento y rehabilitación.

El centro educativo ya ha pedido a los padres de los alumnos que no los lleven a clase este lunes. Así, este lunes por la mañana se procederá a inspeccionar en profundidad el estado de las infraestructuras del centro para evaluar la situación y prever la duración de las obras a llevar a cabo.

También mañana, se decidirá cuántos alumnos necesitarán ser reubicados para continuar con las clases, una tarea que se resolverá con la ayuda del Ayuntamiento de Ciutadella y haciendo uso de las aulas modulares que hay en el anexo del centro

Precisamente, la consellera de Educación, Cultura y Universidades, Joana Maria Camps, se ha desplazado este domingo hasta el centro para conocer en persona lo que ha pasado y evaluar la situación.

Por su parte, el Servicio de Emergencias 112 ha informado que el hundimiento del techo de un aula del colegio ha afectado también a la iglesia colindante, por lo que todo el edificio ha sido acordado y las calles se han cortado por prevención.