La secretaria de Educación y Universidad del PSOE-A, Esther Ruiz, ha asegurado este domingo que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), aprobada el jueves en el Congreso de los Diputados con los únicos votos del PP, "nos transporta a una época franquista" por el fomento de la educación segregada y la importancia de la religión en todas las etapas educativas.

Ruiz ha explicado a Europa Press que con la nueva ley se cederán espacios públicos para la puesta en marcha de centros privados con distinción entre niños y niñas, y se pondrá "en gran valor" la enseñanza religiosa, ya que contará para la nota media del expediente académico, y se sustituye la asignatura alternativa Educación para la Ciudadanía (EpC) en favor de Valores Culturales y Sociales en primaria, y Valores Éticos en secundaria.

La socialista ha destacado que se trata de una ley para la mejora de la calidad educativa "del que más tiene", aprobada "de forma antidemocrática", ya que el Gobierno de Mariano Rajoy "se ha negado a firmar un pacto" para la creación de un proyecto educativo común con el resto de los partidos políticos, es por eso que los socialistas andaluces acudirá al Tribunal Constitucional (TC) para derogar la denomina 'ley Wert'.

Asimismo, Ruiz ha relatado que los centros se dividirán por especialización, es decir, "los alumnos con necesidades de apoyo educativo" que no superen las reválidas, de obligado aprobado en la ESO y bachillerato, serán derivados a centros de FP básica "de segunda categoría". En cambio, los alumnos que apruebas estos exámenes podrán ir a un centro de bachillerato y posteriormente a la universidad.

Sobre este punto, ha manifestado que los encargados de evaluar estas reválidas no serán los profesores del centro sino un comité externo, "cuyos miembros no pertenecen al sistema de educación pública". Esta es la razón, según ha expuesto Ruiz, por la que los profesores reniegan de la ley, pues "les priva de su dignidad profesional al negarles sus competencias y al dejar sin utilidad la evaluación continua, ya que solo contarán las reválidas para poder seguir estudiando, negándoles así el poder de evaluar".

Ruiz ha apostillado que "será muy complicado llegar al bachiller y después a la universidad". Una vez en 4º de ESO habrá que aprobar la reválida y, según la nota, el alumno irá a un centro de bachiller a uno de FP, según ha explicado. Asimismo, si no se supera la prueba "no se obtendrá el título de ESO".

Referente a las materias no troncales como música, educación física o plástica pasarán a ser áreas específicas competencias de las autonomías, "por lo que no habrá unos criterios de unanimidad en el territorio español, por ejemplo, habrá comunidades donde se imparta música y otras en las que no", ha matizado. Igualmente ocurrirá con el arte y la filosofía, "quedarán en el aire dentro de un caos curricular".

En cuanto a al enseñanza universitaria, cada universidad podrá establecer unos criterios para el acceso de los alumnos a las distintas carreras. "Aquí habrá una desigualdad muy grande entre las universidades públicas y privadas", ha indicado la secretaria de Educación, a lo que ha añadido que "solo estudiará el que tenga dinero, vulnerándose así la igualdad de oportunidades y el acceso al sistema público con criterios discriminatorios y elitistas".

Los directores de los centros "podrán vetar" a los profesores

Por otro lado, Ruiz ha señalado que los directores de los centros educativos serán elegidos por la Administración pública, y estos a su vez "podrán elegir a los profesores según criterios subjetivos, podrán vetar a candidatos y elegir perfiles, en contra de la libertad y los derechos de los ciudadanos", a lo que ha agregado que "esto en las instituciones privadas vale, pero en las públicas un director no debería decidir dónde puede o no ejercer un profesor, con esto se fomenta el adoctrinamiento de los profesionales y a su vez de los alumnos".

No obstante, Ruiz ha asegurado que el PSOE-A "seguirá apostando por la gratuidad de libros, Andalucía es la única comunidad que cuenta con este servicio, la beca Andalucía Segunda oportunidad y las becas 2.000, así como por los precios de las matrículas universitarias", mientras que en la Comunidad andaluza cuesta unos 700 euros, en otras autonomías como Madrid alcanzan los 2.500 euros al año, ha aclarado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.