La plantilla de la empresa malagueña de placas fotovoltaicas Isofotón iniciará este lunes una huelga indefinida a partir de las 06.45 horas para reclamar el pago de las nóminas atrasadas, en concreto de dos meses y medio y una paga, después de que el acto de conciliación y arbitraje del pasado viernes en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) concluyera sin avenencia.

El delegado sindical de CCOO en la empresa, Juan Carlos Martín, ha informado a Europa Press que el paro se mantiene hasta el 19 de diciembre, puesto que a partir de ese día están "pactadas" las vacaciones; no obstante, el paro se retomaría, si no hay ninguna novedad, el 2 de enero de 2014. Ésta no es la primera huelga que convocan estos trabajadores, que ya protestaron por el ERE que afectó a más de 300 personas.

La Navidad para los 296 trabajadores de Isofotón no va a ser dulce. Muchos de ellos van a pasar "la peor de sus vidas" no sólo por la situación de impago actual sino por el futuro incierto de esta compañía. El delegado sindical de CCOO ha lamentado que "muchos no tendrán ni para comprar los Reyes a sus hijos o celebrar las fiestas, por lo que tendrán que tirar de sus familias".

Martín ha insistido en que están "desesperados" y lo que quieren es "cobrar"; de hecho, ha trasladado la situación de muchas de los 296 trabajadores de la compañía, "que algunos no tienen ni para echar gasolina para ir a trabajar". Es más, muchas familias "están sufriendo desahucios y situaciones límite", de ahí que incluso estén solicitando la liquidación de la empresa.

"Es una desvergüenza todo esto y ni la administración concursal actúa con contundencia ni la dirección de la empresa", ha asegurado, criticando la actitud de la dirección de la firma: "todo son mentiras sobre mentiras y los trabajadores van a pasar las peores navidades de su vida". Ha añadido que, en el mejor de los casos, cobrarán como mínimo el 10 de febrero.

Según ha indicado el representante del sindicato CCOO, "los trabajadores están pidiendo a gritos que nos echen para poder sobrevivir porque la situación es muy grave", de ahí que hayan solicitado la liquidación empresarial para poder cobrar el desempleo. Además, muchos de los miembros de la plantilla están en una situación tal que "no quieren ni ir a trabajar porque se están riendo de nosotros y encima no hay perspectivas de futuro".

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) respaldó los 354 despidos realizados el pasado mes de junio por Isofotón, una empresa que se encuentra en concurso de acreedores. Una situación a la que se suma ahora un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE), planteado para toda la plantilla, casi 300 personas.

Según Martín, la empresa "quiere hablar del ERE pero no hay nada que hablar sino que lo presenten ya en el Juzgado de lo Mercantil y que se inicie el periodo de consultas, que tiene un máximo de 30 días". "Nos tememos que sea una artimaña pero esto es el mismo teatro con diferentes actores ya que han cambiado de bufete", ha aseverado.

El propio administrador concursal, según el representante de CCOO, "ha dicho que hay que ir a la liquidación pero no sé con qué interés la dirección no quiere cerrar", a pesar, ha añadido, de que la fábrica "es un monstruo que no sale adelante con 40 trabajadores". "Sería inasumible", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.