Cruz Roja de Guadalajara tiene 2.771 voluntarios en toda la provincia con un perfil básico que demuestra que prácticamente hay el mismo número de hombres y mujeres, que están en el entorno de 30 y 40 años, siendo la edad media de 38, y su permanencia como voluntario en la Institución alcanza casi los ocho años (siete años y nueve meses).

Además, el 43,27 por ciento de los voluntarios tiene estudios secundarios, mientras que el 21,14% se encuentra estudiando en la actualidad y el 7,35 por ciento del voluntariado de Cruz Roja es de origen extranjero.

Por Asambleas Locales de Cruz Roja Guadalajara, El Casar cuenta con 140 voluntarios; Albalate de Zorita, con 45; Azuqueca de Henares con 317; Brihuega, con 91; Cifuentes con 91; Guadalajara, con 1.313; Molina de Aragón, con 286; Mondéjar, con 142; Sigüenza, con 232 y Sacedón, por último, con 114 voluntarios.

La presidenta provincial de Cruz Roja Guadalajara, Carmen Hernández, asegura, en nota informativa, que ser socio de Cruz Roja "representa el compromiso solidario, el apoyo social y la más importante fuente de recursos propios que nos aportan aquellas personas y empresas de nuestro entorno, permitiéndonos realizar las actividades necesarias a favor de los colectivos vulnerables".

Para Hernández, desde Cruz Roja se entiende que, el ejercicio del voluntariado "contribuye a la construcción de una ciudadanía responsable y aporta un componente de apoyo humano insustituible en la intervención con personas que viven en riesgo o en situación de pobreza y exclusión".