Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 65 años, de origen chino, por un presunto delito de amenazas, tras intimidó a un cliente con un cuchillo de 21 centímetros cuando éste pidió que le devolviera el dinero por unas gominolas que había comprado momentos antes y que no se encontraban, a su juicio, en buenas condiciones.

Los hechos se produjeron en una tienda ubicada en el distrito de Marítimo cuando, según el relato de la víctima, de 29 años, compró unas golosinas en compañía de su hija de un año de edad y al salir a la calle comprobó que estaban duras, por lo que decidió entrar para devolverlas y que le devolvieran el dinero, lo que generó una discusión con el dependiente.

La Jefatura Superior de Policía ha informado en un comunicado de que según esta versión en un momento dado el tendero entró en su almacén para salir después con un cuchillo de grandes dimensiones con el que amenazó al cliente mientras hacía el gesto de cortarle el cuello.

Los agentes inspeccionaron la tienda y encontraron el cuchillo que les había descrito la víctima, por lo que detuvieron al tendero por un delito de amenazas. El arrestado, con antecedentes policiales, fue puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.