Un centenar de personas se ha concentrado este domingo en el Paseo del Borne de Palma en un acto convocado por el Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de Baleares (Cermi Baleares) con el objetivo de defender los derechos de los discapacitados.

En el marco del Día internacional y europeo de las personas con discapacidad que se celebrará el próximo martes, Cermi ha realizado este acto bajo el lema 'SOS Discapacidad-Derechos, inclusión y bienestar a salvo' en el que han participado personas con discapacidad y familias, junto a voluntarios y profesionales del sector.

Durante el acto, que está previsto que sea presentado por Xavi Torres, el cantante mallorquín Víctor Uris ofrecerá un concierto y, posteriormente, el presidente de Cermi Baleares, Rafael Company, procederá a la lectura del manifiesto.

Mediante éste, el Cermi pide el mantenimiento de las entidades de la discapacidad, que considera imprescindibles para trasladar la voz de estas personas y sus familias, así como su atención directa y mejora de la calidad de vida de los diferentes tipos de discapacidad.

En el manifiesto se recoge que, pese a que quedan "numerosas reivindicaciones sin resolver", el tejido asociativo ha conseguido crear una red asistencial para responder a las necesidades más básicas de las personas con discapacidad, para que estén en un plano de igualdad con el resto de ciudadanos.

Además, Cermi remarca que continuarán trabajando para impedir el debilitamiento de los niveles básicos de protección social pública conseguidos, conseguir que la Ley de promoción de la autonomía personal sea una herramienta útil para reconocer los derechos de las personas dependientes y para evitar la pérdida de empleo de las personas con discapacidad, "que está teniendo un impacto aún mayor en nuestro colectivo".

Por otro lado, se compromete a luchar por la modificación de unos programas de formación "obsoletos", erradicar "unos entornos todavía llenos de barreras y obstáculos" y un sistema educativo en el que la inclusión real del alumnado con necesidades educativas especiales "es una mera declaración de principios", entre otros objetivos.

"Queremos hacer lo que hacen con normalidad los demás ciudadanos", reivindica el manifiesto que ha concluido reclamando "derechos, inclusión y bienestar para todos".