El pliego de condiciones que regula el procedimiento negociado sin publicidad emprendido por el Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Sevilla para adjudicar la gestión, explotación y mantenimiento de los rocódromos de los centros deportivos San Pablo e Ifni contempla criterios de valoración de las ofertas en los cuales las propuestas económicas para los cánones anuales pueden sumar hasta 55 puntos de un total de cien, toda vez que el siguiente criterio con mayor peso en materia de puntuación es el "plan de mantenimiento" con un máximo de 25 puntos sobre cien.

Recientemente, el consejo de gobierno del IMD aprobaba, con el voto contrario de los representantes del PSOE e IU-CA, los pliegos destinados a regular un procedimiento negociado sin publicidad gracias al cual entregar la gestión, explotación y mantenimiento de los rocódromos de los centros deportivos municipales de San Pablo e Ifni, ambos de carácter público y hasta ahora dirigidos por clubes del mundo de la escalada a través de convenios de colaboración.

Pues bien, el pliego de condiciones técnicas aprobado entonces y recogido por Europa Press expone que la gestión y explotación de estas instalaciones públicas será entregada "hasta el 31 de diciembre de 2015" pero con posibilidades de prórroga. La base de la licitación, además, contempla un canon mínimo anual de 1.200 euros para la gestión del rocódromo del centro deportivo San Pablo y de 2.400 euros en el caso del rocódromo del centro deportivo Ifni.

Y es que los "criterios de adjudicación" que regulan este concurso estipulan un baremo según el cual la cuantía del canon ofertado cuenta con un máximo de 55 puntos de un total de cien, mientras los "planes de mantenimiento" cuentan con un máximo de 25 puntos sobre cien, el control de accesos y el cuadrante de usos cuenta con un máximo de 12 puntos del total de cien, el plan de acciones formativas con cinco y el plan de contingencias con tres puntos como máximo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.