El PSIB ha destacado este domingo que en Mallorca hay más de 300 personas que son grandes dependientes que se encuentran en una "situación dramática de emergencia social" por lo que ha reclamado un plan de choque urgente.

El Grupo Socialista en el Consell de Mallorca ha propuesto que el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ponga en marcha un plan para atender a las personas dependientes que se encuentran, además, en situación de emergencia social, física o psicológica.

"De los 1.200 grandes dependientes que están en lista de espera en Mallorca, hay un 25 por ciento, más de 300 personas, que viven en unas condiciones económicas, familiares y sociales muy difíciles", ha explicado el portavoz del partido en la institución, Jaume Garau.

Según ha señalado, estas personas están en una situación de emergencia social, física o psicológica y no pueden esperar más a ser atendidas, "lo que parece muy difícil para las listas de espera". El socialista ha recordado que estas personas sufren una gran dependencia y necesitan una plaza de residencia o centro de día "pero no encuentran ninguna plaza pública a la que acogerse".

El conseller ha indicado que el programa de prioridad social del IMAS, que el año pasado dio respuesta a 160 demandas, " es claramente insuficiente". Por ello, considera "imprescindible intensificar la detección y la atención de estas personas dependientes que no reciben ninguna ayuda y que se encuentran en situaciones límite".

Garau ha propuesto hacer primero un estudio urgente de las personas con una prestación para la dependencia concedida que están en lista de espera y que pueden encontrarse en una situación de emergencia social. Una vez identificadas, el socialista defiende priorizar los recursos de residencias públicas, centros de día y económicos que sean necesarios para dar respuesta a este colectivo .

Según el Observatorio de la Dependencia del Imserso, en Baleares había a finales de octubre 4.672 personas registradas con derecho reconocido a una prestación por dependencia, de las cuales 1.400 son grandes dependientes. De los 1.200 grandes dependientes que hay en Mallorca, se calcula que un 25 por ciento sufre, además, privaciones sociales, familiares y económicas importantes.

El PSIB defenderá esta iniciativa en una moción que se debatirá en el próximo pleno del Consell de Mallorca, el jueves 12 de diciembre.