Según el escrito de calificación fiscal al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a enero de 2008, cuando, al parecer, el encargado de la empresa, de común acuerdo con un trabajador de la misma, le dijo a otro empleado que podía contratar a compatriotas suyos pero que para ello "debía abonarle 6.000 euros para arreglarles la documentación".

Así, los acusados detallaron a la víctima que debía entregarles 2.000 euros por anticipado por cada compatriota y el resto cuando ya estuviese completa la documentación.

La víctima, confiando en la propuesta de su encargado y "con la finalidad de traer a sus hermanos", entregó 1.000 euros a su encargado y realizó otros dos giros de 3.000 y 2.000 euros respectivamente a nombre de un compañero de trabajo. Tras la entrega del dinero, los acusados no se volvieron a poner en contacto con la víctima.

Por estos hechos la Fiscalía solicita para ambos acusados una pena de cuatro años de prisión por un delito de estafa, así como el pago de una indemnización de 6.000 euros a la víctima.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.