Y recordó que era la primera vez, en varios años, en que la tendencia había vuelto al alza.
En total, y a la espera de los datos definitivos, se han producido 228.587 delitos en la provincia de Alicante, casi 20.000 más que el año anterior, o loque es lo mismo: una media de 53 más cada día.

También se han celebrado muchos más juicios rápidos (6.904 en 2005 y 8.109 en 2006), lo que evidencia que el número de detenidos también ha crecido.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha dicho que los delitos que más han subido, en comparación con 2005, son los robos en el interior de vehículos, los tirones, los abusos sexuales y el tráfico de drogas.

Precisamente, y respecto a este último aspecto, el presidente de la Audiencia de Alicante, Vicente Magro, alertó ayer de un aumento «muy considerable» de los delitos de abusos sexuales, tanto de niños (dentro del hogar) como de mujeres.

Y advirtió de la dureza y la agresividad que empleaban con frecuencia los delincuentes con sus víctimas. Por ello, pidió al Estado de Derecho que persiga estos quebrantos con  «contundencia y lo castigue con la máxima dureza».