Cae una banda que vendió pisos protegidos ficticios
Los Mossos sólo han hallado 30.000 euros en la habitación de un hotel de Barcelona, donde operaban los detenidos. (CME)
Los Mossos d’Esquadra arrestaron a seis presuntos estafadores acusados de un fraude que afectaría al menos a 1.000 ciudadanos, a los que les prometieron adjudicarles un piso de protección oficial inexistente. Cuatro eran los cerebros y están detenidos. Los otros dos eran timadores y timados y están en libertad.

Los sospechosos, de entre 36 y 43 años, se hacían pasar por agentes de la Generalitat. Pedían a las víctimas entre 3.000 y 6.000 euros, por honorarios y notario, a cambio de un piso social, sin necesidad de pasar por sorteo.

Consta que hay 500 estafados, aunque la cifra superará los 1.000. También les inducían a participar en inversiones de alta rentabilidad: la estafa media era de 20.000 euros.

Se han investigado 40 casos, de los que se han obtenido 750.000 euros. La cifra podría llegar a los 20 millones. Una persona llegó a pagar 400.000 euros. Las víctimas son sobre todo «mujeres de 50 años de poder adquisitivo medio», según el director general de los Mossos d’Esquadra, Rafael Olmos.

Una mujer se «camelaba» a los estafados y les excusaba los retrasos en los pisos. Los hechos pueden remontarse hasta diez años. Eran las propias víctimas las que convencían a amigos y familiares. Todos eran conscientes de que la forma de conseguir el piso  no era legal. No había documentos de las transacciones.

Método ilegal, ninguna denuncia

A pesar de que los primeros pagos se produjeron hace cinco años y las entregas de llaves de retrasaban indefinidamente, nadie advirtió a los Mossos. Rafael Olmos lo ve «lógico» porque sabían que se saltaban las normas de adjudicación. La policía supo del timo no por una denuncia directa, sino a raíz de una consulta indirecta. Los afectados no tendrán piso y sólo les queda la vía judicial para recuperar el dinero. Algunos tienen hipotecas de 600 euros mensuales. «Era tal la confianza que tenían [en los timadores], que preguntaban, con total ingenuidad, cuándo les darían el piso, aunque les decíamos que no había vivienda», explicó Olmos. Tanto Mossos como Medi Ambient recordaron ayer que la concesión de pisos de protección oficial es transparente y gratuita. El Govern hará de acusación particular.

30.000 euros en una habitación de hotel

Los Mossos sólo han hallado 30.000 euros en la habitación de un hotel de Barcelona, donde operaban los detenidos. Allí se les atendía de manera personalizada para que no hubiera contacto entre ellos. La Policía también ha registrado viviendas de Lloret, Badalona y Gavà. Los afectados son vecinos de toda Catalunya, aunque sobre todo de la zona de Barcelona.