Por ello, el Juzgado ha archivado el caso. La familia del niño ha recurrido el auto a la Audiencia Provincial de Sevilla. Dicen que no se ha investigado lo suficiente si existe o no responsabilidad de alguno de los trabajadores que estaban al cuidado de los alumnos cuando ocurrieron los hechos.