Poder ir al cine ya no será un impedimento para los invidentes, ya que Alzira pondrá a partir de mayo de 2008 una sala de cine con todas las comodidades, aunque no estará reservada sólo para personas con dificultades en la visión, sino todo aquel que quiera podrá entrar.

Esta sala cuenta con un sistema de audio especial, es decir, las personas cuando lleguen a la butaca del cine se encontrarán con unos auriculares en los que se les irá describiendo las escenas que salen en la pantalla.

En la butaca del cine habrá auriculares donde se describirán las escenas de la pantalla

Además, las butacas tendrán cuatro sensores de movimiento para que se muevan durante el transcurso de la acción en la película.

Esta sala de cine no estará sola, forma parte del Museo de Artes Audiovisuales de Alzira. En él se podrán encontrar espectáculos y proyecciones de gran variedad, aunque siempre relacionadas con el mundo del celuloide.

La visita al Museo de Artes Audiovisuales durará entre tres y cuatro horas, y el coste de la entrada será de 10 euros los niños y de 12 euros los adultos.

Es el complejo más grande de Europa que está dedicado al mundo de la publicidad y el cine.

Un actor hará de acomodador

Uno de los objetivos que tiene pensado llevar a cabo el museo es que un actor famoso sea, un día a la semana, el guía del cine, en vez de que te acompañe el acomodador.

Se pretende que un actor famoso sea, un día a la semana, el guía del cine

Además, se podrá conocer la filmografía del actor en primera persona, ya que él mismo la presentará.

La presencia del actor tiene como finalidad, sobre todo, fomentar el cine español.

Salas: El museo audiovisual tendrá tres salas, una en 3-D, otra digital y la de invidentes.

Coste: El museo conlleva una inversión de más de 20 millones de euros.

Superficie: El complejo ocupa unos 8.000 metros cuadrados.

Actos: Hasta 20 productoras de cine van a poder representar sus trabajos en el primer mes de puesta de largo.