El Consejo de Ministros ha dado este viernes el visto bueno al anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, elaborado por el Ministerio del Interior, que ha suavizado su borrador inicial al rebajar en un tercio las infracciones muy graves que conllevarán multas de entre 30.000 a 600.000 euros.

El ministro del Interior dice que es "más garantista" que la vigente normaEn la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado el refuerzo y la protección de los derechos y libertades que supone este anteproyecto. Una norma, ha dicho la vicepresidenta, que garantizará la seguridad ciudadana con el máximo respeto a los derechos y libertades de nuestra Constitución y será "un instrumento para garantizar el libre ejercicio de los derechos, el funcionamiento de las instituciones y la convivencia pacífica. Con ello ganan espacio las libertades públicas que están mejor reguladas y mejor protegidas", ha añadido.

Tras 22 años de vigencia de la actual Ley de Seguridad Ciudadana, la llamada 'Ley Corcuera', el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado que el Gobierno ha considerado "necesario, conveniente y oportuno" para actualizarla y mejorarla. La nueva ley, según el ministro, fortalecerá la garantía de las libertades públicas y la seguridad ciudadana, al tiempo que será "más garantista" y precisa que la vigente norma.

El Gobierno podrá sancionar como falta grave, con multa de entre 1.001 y 30.000 euros, las exhibiciones de fotos u homenajes a terroristas cuando estos actos no sean constitutivos de delito contemplado en el Código Penal, según han informado fuentes del Ministerio del Interior. 

Castigar y aislar actos violentos

El ministro del Interior ha asegurado además que "garantiza plenamente" el derecho de manifestación de los ciudadanos. Fernández Díaz ha expuesto en la rueda de prensa posterior al Consejo las líneas generales del anteproyecto de una normativa que, según ha enfatizado, pretende dar respuesta a las conductas que constituyen una amenaza a la seguridad ciudadana.

La futura normativa no supone modificación alguna de la ley del derecho de reunión

Se trata de castigar y aislar a los violentos, ha señalado el ministro, quien ha insistido en que la ley garantizará "más y mejor" el libre ejercicio de los derechos y deberes de los ciudadanos y erradicará los comportamientos incívicos y vandálicos. Ha explicado que el anteproyecto diferencia el ejercicio del derecho de reunión y manifestación, de información y de libertad de expresión de las conductas violentas.

El derecho a manifestarse tendrá como único requisito comunicarlo a las autoridades competentes. No hacerlo será considerado falta leve, pero los comportamientos violentos que se produzcan en esas protestas sí serán castigados como infracción grave, ha afirmado el ministro, quien ha reiterado que la futura normativa no supone modificación alguna de la ley del derecho de reunión.

"La calle es de los ciudadanos"

La portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, ha dicho que, en una democracia, la calle es de los ciudadanos, en contra de lo que ocurría en la dictadura cuando el ex-ministro Manuel Fraga pronunció la frase de "la calle es mía". La portavoz socialista ha considerado "burda y cobarde" la justificación que, en su opinión, utiliza el ministro del Interior Jorge Fernández, para justificar la ley, de que representa a la mayoría silenciosa.

Rodríguez ha explicado que hay libertad para participar en manifestaciones, lo que no significa que quien no lo haga, este a favor de este proyecto de ley que conlleva "una mayoría silenciada", ha matizado.

Tipos de infracciones

INFRACCIONES MUY GRAVES (multa de 30.001 a 600.000 euros):

  • Convocatoria y asistencia a manifestaciones con finalidad coactiva e inobservancia de la legislación electoral desde que haya finalizado la campaña electoral hasta el fin de la votación. Un ejemplo fue lo ocurrido el 13-M tras los atentados del 11-M.
  • Perturbación muy grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas.
  • Reuniones o manifestaciones no comunicadas o prohibidas en lugares que tengan la consideración de infraestructuras críticas como centrales nucleares o aeropuertos, así como la intrusión en sus recintos, incluyendo su sobrevuelo, y la obstrucción de su funcionamiento.
  • Fabricación, comercio y tenencia ilegal de armas y explosivos no catalogados.
  • Celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas quebrantando la prohibición o suspensión ordenada por la autoridad.
  • Deslumbrar con dispositivos tipo láser a conductores de tren, metro o pilotos.

INFRACCIONES GRAVES (Multa de 1.001 a 30.000 euros):

  • Concentraciones no comunicadas ante instituciones del Estado como el Congreso, el Senado, los Parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque no tengan actividad y cuando se perturbe la seguridad ciudadana.
  • Perturbación grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas.
  • Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación.
  • Desórdenes graves en vía pública o provocar incendios que representen un peligro para las personas o bienes.
  • Obstruir a la autoridad en la ejecución de sus decisiones administrativas o judiciales, como en los desahucios.
  • Obstaculizar gravemente la actuación de los servicios de emergencia en el desempeño de sus funciones.
  • Desobediencia o resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones y la negativa a identificarse.
  • Perturbación del orden en campaña electoral.
  • Manifestaciones y reuniones sin autorización o que infrinjan la ley de reunión y la negativa a disolver las acordadas por la autoridad. También cuando se produzcan en centrales nucleares, aeropuertos, etc.
  • Portar, exhibir o usar armas de modo negligente o temerario o fuera de los lugares habilitados para su uso.
  • Ofensas o ultrajes a España, a las comunidades autónomas y entidades locales o a sus instituciones, símbolos, himnos o emblemas, efectuadas por cualquier medio.
  • La prostitución y la demanda de sus servicios en las proximidades de zonas infantiles, como parques o colegios, o en lugares donde se ponga en peligro la seguridad vial, como los arcenes.
  • Fabricación, comercio y tenencia ilegal de armas reglamentarias, explosivos catalogados y material pirotécnico.
  • Obstruir inspecciones y controles reglamentarios en fábricas, locales y establecimientos.
  • Justificar el terrorismo, la xenofobia y la violencia contra la mujer, como la exhibición de fotos de terroristas.
  • Uso de uniformes policiales o de servicios de emergencia sin autorización.
  • Falta de colaboración con la Policía en la averiguación o prevención del delito.
  • Actos que atenten contra la indemnidad sexual (libre de padecer daño) de los menores.
  • Consumo y tenencia de drogas en lugares públicos y su tolerancia.
  • El botellón, cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana y no esté autorizado.
  • Las "cundas" o taxis de la droga.
  • El cultivo de drogas.
  • Forzar o inducir a menores al consumo de alcohol o drogas.
  • Los daños graves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos, además de obstaculizar la vía pública con vehículos, contenedores o neumáticos.
  • Escalar como acción de protesta en edificios públicos.
  • Mal uso de animales feroces y el maltrato animal.

INFRACCIONES LEVES (100 a 1.000 euros):

  • Manifestaciones y reuniones que infrinjan la ley de reunión.
  • Exhibición de objetos peligrosos con ánimo intimidatorio.
  • Incumplir restricciones de circulación peatonal o itinerario con ocasión de un acto público, reunión o manifestación.
  • Amenazar, coaccionar, vejar e injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad cuando estén velando por el mantenimiento del orden público, por ejemplo en manifestaciones u otro tipo de protestas, y la grabación y difusión de sus imágenes que atenten contra el derecho a su honor o su imagen y que puedan poner en peligro su seguridad o la de la intervención policial.
  • Amenazas, coacciones, injurias o vejaciones en vías públicas.
  • Injurias o calumnias a través de cualquier medio de difusión a las instituciones, autoridades, agentes y empleados públicos, así como su falta de respeto.
  • Realizar o incitar actos que atenten contra la libertad sexual.
  • Deslumbrar con dispositivos tipo láser a las fuerzas de seguridad.
  • La ocupación de cualquier espacio común, público o privado y la colocación de tiendas de campañas o tenderetes sin permiso en la calle.
  • Perder tres veces o más el DNI en un plazo de 5 años y la negativa a entregar este documento cuando se acordara su retirada.
  • Los daños leves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos, por ejemplo, las pintadas y los grafiti.
  • Práctica de juegos o deportes en lugares no habilitados cuando haya riesgo para las personas.
  • Entorpecer la circulación peatonal.
  • Escalar a edificios o monumentos o lanzarse desde ellos.
  • Retirar las vallas de la Policía que delimitan perímetros de seguridad.