Testigo
Jean Claude LaPierre. (Efe)
Asustados porque la tierra está desapareciendo bajo sus pies, los habitantes de las Islas de la Magdalena se enfrentan a un sombrío panorama, amenazados cada invierno por la progresiva ausencia de hielo que debería proteger sus islas de tormentas y olas.