Jean Pargade, comandante de la subdirección antiterrorista de la Policía Judicial francesa, afirmó ayer que existen «escondites en casa de colaboradores de ETA en territorio francés donde se guardan cientos de armas y explosivos». Añadió además que el presupuesto de funcionamiento de la banda en 2002 era de dos millones de euros, según informó la Cadena SER.

Pargade realizó estas declaraciones durante el juicio a siete presuntos etarras en París, donde también cifró en más de medio millar los efectivos de la banda existentes en el país vecino.

Otra información publicada en el diario norirlandés The News Letter apunta a un reciente encuentro secreto en Italia entre ETA y el IRA Auténtico para comprar conjuntamente armas y explosivos.

Mientras tanto, siguen lloviendo las críticas al diario británico The Times por la publicación, el lunes, de una entrevista con fotografías del etarra Iñaki de Juana Chaos, en huelga de hambre desde hace más de tres meses en protesta por su última condena.

Muchos de los comentarios se referían a la alusión a la banda como «separatistas vascos» y no como terroristas. El director del medio, Robert Thomson, defendió el trabajo periodístico.

Más imágenes en ‘Gara’

La web del diario vasco Gara publicaba ayer una nueva imagen del etarra con el puño en alto. La Audiencia ha dado permiso para sedarle en caso de que su oposición a ser alimentado se radicalice.

El colectivo de presos de ETA ha anunciado que ha puesto en marcha una serie de actos de protesta como plantes, encierros y un ayuno este mes para reivindicar el derecho de autodeterminación y la amnistía.

- El futbolista del FC Barcelona Oleguer Presas aborda en un artículo que publica hoy el diario vasco Berria el caso del etarra. En el texto critica «el denominado Estado de derecho y cuestiona la independencia del Poder Judicial».

Rebajan la petición de penas

El fiscal de la Audiencia Nacional Enrique Molina rebajó en casi la mitad la petición de penas para los 53 acusados en el macrojuicio contra el entramado de ETA, que oscilan entre los 4 y 19 años de cárcel (al inicio del juicio, en noviembre de 2005, eran de entre 10 y 51 años). Además, Batasuna presentará hoy una serie de «reflexiones y propuestas» sobre «la necesidad de diálogo y las bases para un acuerdo político».