Impiden la entrada al campus en coche
Los trabajadores se situaron en todas las rotondas del campus.
Ningún vehículo pudo entrar ayer en el campus de Lagoas-Marcosende entre las 8.00 y las 10.00 horas. El motivo, el paro del personal de administración y servicios de la Universidad de Vigo.

Cerca de un centenar de trabajadores no docentes se repartieron en grupos con pancartas y se situaron en todas las rotondas que dan acceso al campus.

En plena hora punta, los coches que trataban de acceder a las distintas facultades se vieron obligados a estacionar en el vial de acceso a la universidad, que se vio desbordado. Y es que cada día suben a Lagoas-Marcosende alrededor de 9.000 vehículos y, la mayoría, lo hacen por la mañana.

El motivo de estas reivindicaciones no es otro que solicitar mejoras laborales. «Mañana volveremos a realizar movilizaciones para conseguir mejorar nuestra situación laboral», advertía ayer Manuel Velasco, representante sindical de los PAS.

Con esta movilización, los trabajadores recrudecieron su protesta. Desde hace 20 días se encuentran encerrados en la Rectoría del Cuvi.

Además de un convenio colectivo para los 350 trabajadores, reclaman los retrasos salariales desde 2005.

Si la situación no mejora, los trabajadores llevarán a la práctica dos paros de 24 horas los próximos días 13 y 15 de febrero.