La mitad de los jóvenes gallegos tiene un contrato precario, cuando la media de la comunidad es del 34,9%. Y son los que más sufren el desempleo: el 12,1% está en paro (en el conjunto de los trabajadores gallegos es el 8,5%).

Todos estos datos los puso ayer sobre la mesa UGT-Galicia en la presentación de una campaña contra la precariedad laboral de los jóvenes. Bajo el lema Protéxete, se repartirán folletos con los derechos de los trabajadores, así como un simbólico preservativo.

Y es que, según denunció UGT, al tener contratos precarios, los jóvenes son los que más abusos soportan y, por tanto, los que más necesitan protegerse. Aseguró que son los que más horas extra hacen y más sobrecualificados están.