El Ayuntamiento de Alcorcón pondrá en marcha un Plan de Videovigilancia para prevenir los actos vandálicos en los colegios públicos de la ciudad fuera del horario lectivo que cuenta con un presupuesto de 60.000 euros y estará en conexión con la Policía Municipal.

"El objetivo básico es disuadir de comportamientos incívicos hacia las instalaciones públicas que son de todos",

"El objetivo básico es disuadir de comportamientos incívicos hacia las instalaciones públicas que son de todos", afirmó el alcalde, Enrique Cascallana. Para el edil, este Plan de Videovigilancia evitará que se cometan actos vandálicos, aunque puntualizó que éstos sólo se producen en la ciudad de forma aislada.

Con este sistema, será más fácil localizar a los culpables de los delitos. El anuncio del edil se produce casi dos semanas después de los enfrentamientos entre jóvenes latinoamericanos y españoles que se saldaron con varios heridos y detenidos.

Según anunció Cascallana, el sistema de videovigilancia comenzará a funcionar el próximo curso escolar. "No forma parte del plan de mejora de los centros educativos, pero es un servicio más para su mantenimiento", destacó.

"Podría hacerlo perfectamente la Consejería de Educación. Sin embargo, lo hace una vez más el ayuntamiento de Alcorcón", apostilló Cascallana.