"No se destruye empleo en España" y otras afirmaciones problemáticas del Gobierno

  • Rajoy asegura que en 2013 no se ha producido destrucción de empleo en España.
  • Según la EPA de octubre, la tasa de desempleo ha caído tres décimas, pero hay 120.000 parados más que en el mismo trimestre del año anterior.
  • En las últimas semanas, los datos han llevado la contraria a algunas declaraciones de miembros del Gobierno como Wert, Sáenz de Santamaría o Montoro.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados.
Ballesteros / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles en el Congreso que este año no se ha producido ninguna destrucción de empleo en España. La afirmación de Rajoy, sin embargo, contrasta con los datos de la última Encuesta de Población Activa divulgada en octubre, que señalaba una caída de tres décimas en la tasa de desempleo, pero contaba en torno a 120.000 parados más que en el mismo trimestre del año anterior.

Tal vez el presidente del Gobierno se refería al dato del paro registrado por las oficinas de empleo, que hace unas semanas registraba su mejor dato en un mes de octubre desde 2010 y descendía por primera vez en términos interanuales desde mayo de 2007. Pero los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad social también mostraban un repunte del desempleo respecto al mes de septiembre al inscribir a 87.018 desempleados más en el antiguo INEM.

Montoro y el "crecimiento moderado" de los sueldos

Esta aproximación optimista a los datos económicos recuerda mucho a otras declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también en la Cámara baja. Montoro afirmó el pasado 9 de octubre que "los salarios no están bajando en España, están creciendo moderadamente". Más tarde, el ministro reculaba y matizaba diciendo que se refería solo a los salarios en convenio colectivo.

Incluso el presidente de la patronal, Joan Rosell, desdijo a Cristóbal Montoro. Rosell señaló un día después de las declaraciones del titular de Hacienda que, teniendo en cuenta la congelación salarial de los trabajadores públicos y la situación de los autónomos, el crecimiento de los salarios este año ha sido “muy plano” o “incluso negativo”.

Sáenz de Santamaría y los 'falsos parados'

Estas no han sido las únicas ocasiones en que los datos y los hechos le han llevado la contraria a un miembro del Gobierno en las últimas semanas.  El pasado 11 de octubre, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, analizaba los resultados del plan contra el fraude fiscal señalando que 520.572 personas habían cobrado 3.161 millones de euros en prestaciones por desempleo de forma indebida.

La vicepresidenta dio a entender en su explicación que existía más de medio millón de ‘falsos parados’. Poco después, el ministerio de Empleo corregía el desliz y aclaraba que esa cifra sumaba tanto a personas que cobraban un salario en ‘negro’ además de la prestación como a aquellos que, estando en el paro, han incumplido puntualmente las condiciones para recibir la prestación.

Wert y las becas Erasmus

El pasado 12 de noviembre, la Unión Europea salió a desmentir un anuncio Educación, que un día antes había asegurado que la dotación europea para las becas Erasmus iba a reducirse. Según el ministerio que dirige José Ignacio Wert, Bruselas iba a reducir a la mitad el número de becas Erasmus para estudiantes españoles porque los criterios para repartir los fondos iban a cambiar.

El portavoz europeo en materia de Educación, Dennis Abbot, llegó a asegurar que lo que decía Wert era "una tontería" y aseguró que el presupuesto para el programa Erasmus iba a aumentar un 40% antes del año 2020. Abbot dijo que si el número de Erasmus españoles bajaba “sería exclusivamente una decisión de las autoridades españolas”. Wert salió del paso indicando que todo habría sido una malinterpretación.

Fernández Díaz y las cuchillas de Melilla

En los últimos días, el ministerio de Interior también ha modificado ligeramente su discurso respecto a las cuchillas colocadas en la valla de Melilla. El pasado lunes, el ministro Jorge Fernández Díaz aseguraba que las concertinas provocan heridas "leves" y "superficiales" los inmigrantes que intentan sobrepasarlas, al tiempo que defendía que son un elemento fundamental de seguridad por su efecto disuasorio.

El cambio de postura en este asunto también ha tardado poco en llegar. Fernández Díaz ha anunciado este mismo miércoles que está abierto a "rectificar" sobre las cuchillas si se proponen otros medios disuasorios pasivos que tengan la misma eficacia.

En los últimos días han podido verse imágenes con las secuelas que han sufrido algunos de los inmigrantes que han saltado la valla fronteriza de la ciudad autónoma. En las fotografías podrían verse cicatrices y heridas en manos y brazos que no parecían leves ni superficiales, como apuntaba el ministro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento