El juez respalda el traslado de la plantilla de Konecta a Valladolid

El Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha desestimado la demanda interpuesta por CGT, CC.OO. y UGT contra el grupo empresarial de telemárketing Konecta y ha declarado ajustada a derecho la decisión de la empresa de trasladar a todos los trabajadores de Torrelavega a la sede de Valladolid.
Juicio por el traslado de la plantilla de Konecta en Torrelavega a Valladolid
Juicio por el traslado de la plantilla de Konecta en Torrelavega a Valladolid
EUROPA PRESS

El Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha desestimado la demanda interpuesta por CGT, CC.OO. y UGT contra el grupo empresarial de telemárketing Konecta y ha declarado ajustada a derecho la decisión de la empresa de trasladar a todos los trabajadores de Torrelavega a la sede de Valladolid.

La sentencia, que se ha dado a conocer hoy, no es firme y contra la misma cabe recurso de suplicación ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

El juicio se celebró hace una semana por las demandas de conflicto colectivo presentadas por CGT, CCOO y UGT, a las que se adherieron CSIF y USO, contra el traslado forzoso de los trabajadores, que debía haberse ejecutado el 1 de octubre pero que el juez paralizó provisionalmente hasta que dicte sentencia.

Konecta alegó que al subrogarse el servicio de Vodafone que prestaba Golden Line en Valladolid y Torrelavega, el convenio del sector le permitía prescindir del 10% de la plantilla y no lo ha hecho. Además, destacó que el traslado de los trabajadores a Valladolid le cuesta "prácticamente" lo mismo -unos 228.000 euros- que lo que le supondrían las indemnizaciones por extinción de los contratos, que cifra en 300.000 euros.

Konecta reconoció que el traslado de los 150 trabajadores de Torrelavega a Valladolid es una "medida dolorosa", pero negó que se trate de un despido encubierto como denuncian los sindicatos.

Los sindicatos piden la nulidad del traslado colectivo, que se comunicó a la plantilla de Torrelavega en agosto, porque creen que entonces Konecta no estaba legitimada para plantearlo dado que hasta el pasado 1 de octubre no ha sido realmente la empresa empleadora pese a que se adjudicó el contrato de Vodafone en junio (por un importe de 13 millones y para un periodo de cinco años).

Además, ven "mala fe" en su manera de proceder durante el periodo de consultas, entre otras cosas por la "ocultación" de información y documentación económica esencial a los representantes de los trabajadores y porque creen que Konecta en ningún momento ha pretendido negociar, sino que "tenía decidido desde el principio" cerrar el centro de Torrelavega, extremo que la empresa niega.

Los sindicatos sostienen que la negociación con los representantes de los trabajadores, que tuvo lugar en agosto, fue para "cubrir el expediente" porque para entonces Konecta ya había invertido 2,9 millones de euros -previstos como anticipo en el contrato de Vodafone- en el acondicionamiento del edificio que había alquilado en junio en la calle Plata de Valladolid, para albergar a los 1.500 trabajadores de Golden Line que se encargaban del servicio de Vodafone en Torrelavega y en otros cuatro centros de trabajo que la empresa tenía en Valladolid y que "se han refundido en uno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento