Registran 40 peluquerías chinas por ofrecer servicios sexuales e identifican a 115 personas

  • Se registraron un tercio de los locales de este tipo que hay en nueve de los diez distritos de Barcelona.
  • Buscan pruebas de actividades ilícitas, como la oferta de prostitución.
  • Se identificó a 44 clientes, la mayor parte de los cuales había pedido servicios sexuales.
  • En el operativo participaron 176 mossos, 83 guardias urbanos y 60 inspectores de trabajo, además de varios traductores e intérpretes.
Un total de 282 agentes de los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana de Barcelona registran una cuarentena de peluquerías chinas, como esta situada en el número 555 de la calle Valencia, en busca de pruebas de actividades ilegales como la prostitución.
Un total de 282 agentes de los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana de Barcelona registran una cuarentena de peluquerías chinas, como esta situada en el número 555 de la calle Valencia, en busca de pruebas de actividades ilegales como la prostitución.
GUILLEM SÀNCHEZ / ACN

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona identificaron a 115 personas en una gran redada simultánea a 40 peluquerías chinas, investigadas por ofrecer, presuntamente, servicios sexuales. Se descubrió a 44 clientes cuando recibían estos servicios.

Este martesse inició el dipositivo que, según fuentes policiales tiene un carácter inicialmente administrativo. En la operación participaron unos 176 agentes de los Mossos d'Esquadra, 83 miembros de la Guardia Urbana y 60 inspectores de trabajo, además de traductores e intérpretes.

La operación policial fue de envergadura ya que, además del amplio despliegue de agentes, la redada afectó a 40 peluquerías regentadas por ciudadanos chinos, casi un tercio de este tipo de locales de Barcelona.

En concreto, los agentes se desplegaron por nueve de los diez distritos de Barcelona, a excepción del de Ciutat Vella —donde no hay ningún local de estas características—, especialmente en el Eixample, donde se concentra casi la mitad de estos establecimientos.

Según las fuentes consultadas, en la irrupción policial en los locales se piden permisos y licencias de actividad y se habla con los trabajadores en búsqueda de indicios sobre supuestas actividades ilícitas, ante la sospecha de que en algunos locales se fuerza a chicas a ofrecer servicios sexuales a los clientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento