Una Escocia independiente mantendría la libra, a la reina y seguiría en la UE, según Salmond

  • El ministro principal escocés, Alex Salmond, ha presentado el documento de 670 páginas que contiene la "guía" para la supuesta independencia de Escocia.
  • Se celebrará un plebiscito sobre el tema el 18 de septiembre de 2014, en el que podrán votar todos los escoceses mayores de 16 años.
  • El Departamento del Tesoro británico advierte de una subida de impuestos.
Foto de archivo del ministro principal de Escocia, Alex Salmond, mientras da un discurso durante la celebración de "La marcha por la independencia de Escocia" en Edimburgo.
Foto de archivo del ministro principal de Escocia, Alex Salmond, mientras da un discurso durante la celebración de "La marcha por la independencia de Escocia" en Edimburgo.
Graham Stuart / EFE

Una Escocia independiente mantendría la libra británica como moneda, a la reina y seguiría siendo miembro de la Unión Europea pero tendría sus propias fuerzas de defensa y recaudaría sus propios impuestos, ha explicado este martes el ministro principal escocés, Alex Salmond, en el informe que sustenta sus planes independentistas para este territorio.

En el documento, de 670 páginas y que busca convencer a los escoceses de que voten a favor de la independencia en el referéndum del 18 de septiembre del próximo año, Salmond asegura que no será necesario subir los impuestos si Escocia rompe su unión con Inglaterra de 306 años.

"Sabemos que tenemos a las personas, las capacidades y los recursos para hacer a Escocia un país más exitoso", ha defendido Salmond.

El ministro principal, líder del Partido Nacional Escocés (SNP), ha dejado claro que los impuestos escoceses no se gastarán en programas nucleares y que los misiles nucleares de Reino Unido serán retirados de Escocia. "La independencia pondrá a los ciudadanos de Escocia a cargo de nuestro propio destino", ha asegurado.

En una presentación en el Centro de Ciencia de Glasgow, Salmond aseguró que la independencia, cuya fecha será el 24 de marzo de 2016 si prospera el "sí" en el referéndum de 2014, le permitirá a Escocia aprovechar todas sus oportunidades, dados sus recursos energéticos.

El texto titulado El futuro de Escocia. Su guía para una Escocia independiente, señala que la separación creará una Escocia "más democrática, más próspera y más justa".

Salmond, que hizo la presentación junto con la "número dos" del Gobierno autónomo, Nicola Sturgeon, aseguró que "el futuro de Escocia está en manos de Escocia" al defender los beneficios de la separación si los votantes apoyan el "sí" en el plebiscito que se celebrará el 18 de septiembre de 2014, en el que podrán votar todos los mayores de 16 años.

"Tenemos la gente, la capacidad y los recursos para hacer de Escocia un país con más éxito. Lo que necesitamos ahora son los instrumentos económicos y los poderes para construir una economía más competitiva, más dinámica y crear más empleos", agregó el ministro principal, que quiere conservar la libra esterlina y continuar como miembro de la Unión Europea (UE), además de mantener a la reina Isabel II como jefa de Estado.

Por su parte, Sturgeon dijo que la independencia "no es un fin en sí misma", sino que es un medio para construir un país más justo y con mayor bienestar para su población, estimada en 5,3 millones.

El Libro Blanco, dividido en cinco secciones, responde a 650 preguntas, entre ellas sobre delicados asuntos como la moneda, el régimen fiscal, la educación, el estado del bienestar y la defensa. El documento señala que votar a favor de la independencia supondrá tomar "las decisiones más importantes sobre nuestra economía", a cargo de "la población de Escocia".

Advertencias del Tesoro

El Departamento del Tesoro británico por su parte lleva tiempo emitiendo informes económicos que advierten del coste que tendría para Escocia su separación del Reino Unido. Por lo pronto, el primer ministro, David Cameron, anunció recientemente que Escocia no podría mantener la Libra si siguiera adelante con el proceso independentista. Además, el Tesoro ya advirtió de que el futuro país podría perder hasta un 80% de las ventas a Reino Unido.

Este mismo martes, el Departamento del Tesoro ha emitido un informe en el que dice que los escoceses deberían desembolsar 1.000 libras (unos 1.194 euros) más al año en concepto de impuestos si Escocia culminara su independencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento