Susana Díaz, la primera mujer en acceder a la Secretaría General del PSOE-Andalucía

Susana Díaz en el congreso extraordinario del PSOE-A en Granada.
Susana Díaz en el congreso extraordinario del PSOE-A en Granada.
Miguel Ángel Molina / EFE

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha convertido este sábado en la primera mujer en acceder a la Secretaría General del PSOE-A, en el congreso regional extraordinario que, bajo el lema 'Andalucía, la fuerza que nos une', se celebra este fin de semana en Granada.

Con un respaldo del 98,6% (722 votos a favor y 10 en blanco), Susana Díaz sustituye en el cargo a José Antonio Griñán, quien el pasado 7 de octubre anunció ante el Comité Director del PSOE-A su decisión de dejar la Secretaría General y pasar el testigo a la actual presidenta de la Junta.

En un periodo de tres meses, Susana Díaz ha accedido a la Presidencia de la Junta de Andalucía, también en sustitución de José Antonio Griñán, el pasado 7 de septiembre, y este sábado se ha convertido en la primera mujer en estar al frente del PSOE-A, la federación regional más importante de España.

Aunque serán los militantes los que tendrán la última palabra y decidirán de manera democrática, mediante su voto secreto en urna, quién es la persona que estará al frente de la Secretaría General, diversos dirigentes del PSOE-A han manifestado en las últimas semanas que hay una opinión "generalizada y unánime" en el partido de que la persona con más capacidad y fuerza y que mejor representa el nuevo tiempo es Susana Díaz.

Cambios en el organigrama

El congreso −cuya mesa estará presidida por la secretaria provincial del PSOE de Granada y parlamentaria autonómica, Teresa Jiménez− se ha iniciado con la principal incógnita ya despejada: Mario Jiménez no continuará como vicesecretario general del PSOE-A, porque Susana Díaz quiere otro modelo de partido en el que ese cargo no existirá. Jiménez será nombrado portavoz parlamentario, en sustitución de Francisco Álvarez de la Chica, quien a su vez ocupará el escaño en el Senado que deje vacante el aún vicesecretario general.

También ha trascendido que Susana Díaz propondrá a la parlamentaria socialista por Jaén y exconsejera Micaela Navarro como presidenta del partido, en sustitución de Amparo Rubiales, que accedió al cargo en julio de 2012.

La incorporación de Navarro a la dirección regional en la Presidencia del PSOE-A vuelve a situar a la exconsejera de Igualdad durante los gobiernos de Manuel Chaves y José Antonio Griñán en la primera línea política, de la que había quedado apartada tras su salida del Ejecutivo después de las últimas elecciones autonómicas de marzo de 2012. Mavarro fue uno de los principales apoyos de Rubalcaba en el congreso federal que lo eligió como secretario general del PSOE.

Con la llegada de Navarro a la presidencia del partido, la agrupación socialista de Jaén, una de las que cuenta con mayor peso en el PSOE-A, vuelve a situar un representante en primera línea en la sede de San Vicente después de no haber apoyado a José Antonio Griñán en el último congreso regional celebrado en Almería.

Zapatero

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha subrayado la "trascendencia histórica" del congreso del PSOE-A que elegirá como secretaria general a Susana Díaz, que será el espaldarazo para que su partido comience la "cuenta atrás" para recuperar la confianza de la mayoría.

Muy ovacionado por el auditorio y aclamado al grito de "presidente, presidente" ("No se lo recordéis a Aznar", ha bromeado), Zapatero ha admitido que este cónclave no tiene emoción por el resultado, ya que sólo se prevé la candidatura de Díaz, pero sí "por la expectativa de futuro" que representa.

"Va a ser el momento en el que, de manera decidida (...), con un partido con ganas renovadas, empezaremos la cuenta atrás y esa cuenta atrás es recuperar aquello que tenemos que merecer, el respaldo de la mayoría de los ciudadanos", ha resaltado.

Además, ha hecho hincapié en que "aquellos que aman la libertad, que son la inmensa mayoría de los españoles, necesitan a un PSOE y a un PSOE andaluz fuerte, unido, participativo".

Griñán

Por su parte, José Antonio Griñán ha dicho que ha querido ser un presidente de la Junta de Andalucía y un secretario general del PSOE-A "para hacer la transición", porque tenía la certeza de que no sería "un buen cartel electoral" y de que había pasado su tiempo.

"Solo hacen falta ojos para ver y sentido común para tomar esa decisión", ha dicho el secretario general saliente de los socialistas andaluces durante su intervención para presentar el informe de gestión en el congreso extraordinario.

Para llevar a cabo esa transición y necesaria renovación en el partido, Griñán ha admitido además que contaba con personas a su lado que podían ser "mejor opción" que él y que ésta era pertinente tras las "derrotas electorales" del partido en diferentes comicios.

Según Griñán, tras las elecciones autonómicas del 25 de marzo de 2012, estaban obligados a hacer una "reflexión autocrítica" y asumir la triple responsabilidad de seguir gobernando, de hacerlo en coalición con IU y la de "rectificar y cortar la deriva de los malos resultados electorales", con un cambio "generacional y de género".

Segunda vez en su historia

Este es el segundo congreso extraordinario en la historia del PSOE andaluz y el decimocuarto desde el nacimiento de la Federación Socialista de Andalucía (FSA-PSOE) en el cónclave de Torremolinos (Málaga) a finales de 1977.

Desde entonces, el PSOE-A ha celebrado doce congresos ordinarios y uno extraordinario −en marzo del 2010− cuando José Antonio Griñán relevó a Manuel Chaves casi un año después de haberle sustituido al frente de la Presidencia de la Junta, una situación similar a la de ahora, aunque en esta ocasión Susana Díaz asumirá el liderazgo del partido sólo dos meses después de jurar el cargo de presidenta para evitar la "bicefalia".

Susana Díaz se ha convertido este sábado en la quinta persona que ocupa la secretaría general del PSOE de Andalucía y la primera mujer desde que José Rodríguez de la Borbolla fue aclamado como líder del partido en diciembre de 1979, responsabilidad que ostentó hasta 1988.

A Borbolla le siguió Carlos Sanjuán, del llamado "sector guerrista", que estuvo como secretario general hasta abril de 1994, cuando en el VII Congreso del PSOE-A fue sustituido al frente del partido por quien presidía la Junta de Andalucía desde hacía cuatro años, Manuel Chaves, el dirigente que ha estado más años al frente del partido (1994-2010).

En marzo de 2010 se celebró el congreso extraordinario en el que Griñán sustituyó a Chaves tras dieciséis años al frente de la secretaría general, y en julio del 2012 fue reelegido para el cargo en el XII Congreso del PSOE de Andalucía, celebrado en Almería.

Griñán, que en este cónclave tuvo casi un 30% de voto de rechazo, ha sido el dirigente que menos tiempo ha estado como secretario general (tres años y ocho meses) del PSOE de Andalucía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento