Hace sólo cuatro días, unos letreros colocados en distintos lugares de la ciudad de Boston causaron pánico en la ciudad e hicieron saltar las alarmas antiterroristas.

Se trataba de un personaje hecho con bombillas, parte de una campaña publicitaria para una serie de la cadena Cartoon Network.

Los letreros provocaron la alarma entre los conductores y propiciaron el mayor despliegue policial desde el 11-S.

El fiscal general de Massachusetts ha asegurado hoy que Turner Broadcasting System and Interference Inc., la matriz de Cartoon Network, se ha comprometido a indemnizar a la ciudad de Boston con 2 millones de dólares.

Como parte del acuerdo, 1 millón de dólares irá a las intituciones locales que tuvieron que hacer uso de sus recursos, mientras que el millón restante se destinará a financiar a la Agencia de Seguridad Nacional y a otros programas.

Además del pago monetario, Turner Broadcasting se ha comprometido a hacer pública una declaración en la que aceptará la responsabilidad completa por lo sucedido y se disculpará por el incidente.