La Asociación Nuevo Amanecer, gestora de un centro de acogida para víctimas de malos tratos dependiente de la Comunidad de Madrid, ha aceptado la "invitación" que le ha cursado el Gobierno regional para que "desista" del contrato de adjudicación de las instalaciones.

La razón: "las circunstancias" que se derivan de la denuncia realizada por las internas sobre supuesto trato vejatorio "impide el normal funcionamiento" del equipamiento.

Según la Comunidad,  en la situación actual "es inviable" que Nuevo Amanecer continúe gestionándolo

Así lo anunció la directora general de la Mujer, Patricia Flores, quien explicó que aún no se ha decidido la fórmula administrativa que utilizarán para encargar la gestión del centro de acogida a otra entidad, si bien advirtió que exigirán a aquélla "la máxima solvencia".

Investigación

Flores dijo que la investigación oficial abierta por la Consejería de Empleo y Mujer para verificar el supuesto trato vejatorio aún no ha concluido, si bien justificó la decisión de apartar a la entidad del centro de acogida por entender que en la situación actual "es inviable" que continúe gestionándolo.

"La investigación está en curso, pero sí vemos que, dada la relevancia y la aparición en los medios, es inviable la gestión por parte de esta entidad con independencia de cuáles hayan sido los hechos. El funcionamiento del centro está por encima", insistió.