Cristina Blanco, conocida como la vidente de los famosos, fue ingresada el pasado viernes en la Clínica López Ibor. Según el programa "El Buscador" de Tele5 padece un trastorno bipolar.

La vidente fue condenada a 16 meses de cárcel por robo de tarjetas de crédito y móviles en un hotel malagueño. En el momento de su detención, el pasado 22 de enero, intentó supuestamente suicidarse con varias pastillas de un bote de tranxilium de 5mg.

En la clínica se han negado a hacer declaraciones sobre el ingreso de Cristina Blanco. Reconocen que está ingresada, pero afirman que los familiares no han autorizado para que se informe sobre su estado clínico.

Cristina Blanco adquirió una enorme fama hace diez años como vidente de los famosos. Entre sus clientes y amigos más destacados se encontraban Vicky Martín Berrocal, María Teresa Campos y Ana Obregón. El propio Jesús Mariñas fue padrino de una de sus hijas adoptadas. Cristina es madre de Miguel Ángel Muñoz, el que fuera protagonista de UPA Dance, durante algún tiempo novio de Mónica Cruz.