Yoko Ono en una foto promocional.
Yoko Ono reinventa sus canciones de la mano de otros en 'Yes I'm a witch'.

El cancionero de Yoko Ono es amplio pero poco conocido. Para muchos, la ya anciana japonesa nunca ha pasado de ser la viuda de John Lennon, además de una mártir de la música contemporánea sobre la que se han escrito ríos de tinta.

No sólo se la culpó de la separación de los Beatles, si no que muchos tabloides se refirieron a ella como una ‘bruja'.

 Ahora Yoko Ono edita ‘Yes I'm witch' (EMI) -Sí, soy una bruja-, disco de sarcástico título y en el que, de un plumazo, la viuda de Lennon se reivindica al desempolvar sus clásicos y ponerlos en mano de jóvenes músicos.

Así, el cancionero de la compositora es reinventado por artistas actuales ligados a la independencia musical, como The Flaming Lips, Antony And The Johnsons, Cat Power, Peaches y Le Tigre.

Cada uno de los participantes en este disco ha tenido total libertad para elegir una canción de Yoko Ono e interpretarla a su gusto.

En 'Yes, I'm a witch' se reinventan las canciones de Yoko Ono.

Ahora bien, ‘Yes I'm a witch' (EMI) no es un mero disco de versiones, ya que la voz de la viuda de Lennon sigue presente, a veces distorsionada, en las 17 canciones que componen el proyecto.

Ella, por su parte, dice en declaraciones a EFE estar encantada con el disco, ya que, a su juicio, los músicos han sabido ‘transformar las canciones desde el respeto'.

Además, Yoko Ono reivindica su papel e influencia en la música contemporánea y dice sentirse sentirse ‘orgullosa' de ser la nueva ‘madre de la vanguardia musical'. De hecho, la viuda de Lennon afirma que ‘John' y ella fueron ‘los únicos independientes en los años 60'.