Bomba en Bagdad
Un bombero iraquí en el lugar donde ha explotado una bomba en Bagdad. (Ali Abbas / Efe) Ali Abbas / Efe

La explosión de dos coches cargados con explosivos y un camión bomba han causado al menos 30 muertos y más de 110 heridos en Bagdad, en vísperas de que el Gobierno aplique un plan de seguridad que se considera inminente.

El atentado más grave se produjo en el barrio de Al Saidiya (sureste de Bagdad), al hacer explosión un camión bomba en una gasolinera que se encontraba llena de clientes que hacían cola para repostar

Otro coche bomba estalló en un aparcamiento en el barrio de Al Nahda, en el este de la capital y el tercer coche bomba estalló en Al Wihda, cerca del Hospital Pediátrico de este barrio del este de Bagdad.

25 cadáveres con disparos

Por otra parte, un total de 25 cadáveres de personas asesinadas a tiros han sido hallados en diferentes barrios de Bagdad, con lo que ya son 60 los cuerpos encontrados en las últimas 48 horas, informaron fuentes de seguridad.

Ya son 60 los cuerpos encontrados en las últimas 48 horas

Cada uno de esos cuerpos presentaba varios impactos de bala, dijeron las fuentes, que agregaron que los cadáveres fueron encontrados en áreas habitadas por suníes y chiíes.

Ayer la policía informó de que 35 cadáveres de civiles acribillados, maniatados y con señales de haber sido torturados, fueron hallados en distintas zonas de la capital.

Nuevo plan de seguridad

Los atentados de hoy se producen mientras los habitantes de Bagdad esperan la entrada en vigor del nuevo plan de seguridad, un operativo que según fuentes gubernamentales cuenta ya con un "centro de control" que estará dirigido por un general iraquí.

Ante la inminencia del plan, autoridades religiosas de todos los credos de Irak autorizaron hoy a las tropas del Ejército a entrar en todos los templos, suníes, chiíes y cristianos, en sus redadas en busca de armas y terroristas.

Acelerar el despliegue de soldados americanos 

Por otra parte el suní Tariq Hashimi, vicepresidente de Irak, ha urgido al Gobierno de Estados Unidos a acelerar el despliegue de 21.500 soldados más en su país para atajar la creciente ola de violencia, informó la cadena pública británica BBC.

En declaraciones a la emisora, Hashimi, uno de los dos vicepresidentes que tiene el Ejecutivo de Bagdad, explicó que los anteriores intentos de mejorar la seguridad en la capital iraquí han fracasado por escasez de tropas.

Por su parte, en sus operaciones anti terroristas, las tropas estadounidenses anunciaron hoy haber dado muerte a tres insurgentes, además de detener a otros 23, entre ellos supuestos dirigentes de la organización de Al Qaeda en varias redadas que fueron lanzadas en distintas partes del país.