Penélope Cruz atraviesa una muy buena etapa profesional, tras haber ganado un Goya por su interpretación en "Volver", un trofeo que ya ha colocado en su casa, y conocer su nominación al Oscar por la categoría de mejor actriz.

Por todo ello la intérprete está feliz y así la pudimos ver el viernes en el aeropuerto de Barajas, donde confesó a los reporteros que no sabe qué pasará en la gala de los oscar pero "lo que hay que celebrar es la nominación". Y Penélope tiene razón porque es la primera española nominada a un Oscar.

Penélope, que vestía un abrigo estampado con cuadros blancos y negros, no quiso responder cuando los reporteros le preguntaron si Orlando Bloom, con el que está relacionada sentimentalmente, ha tenido la oportunidad de felicitarle.

La actriz tampoco quiso hablar sobre Miguel Ángel Muñoz, el ex de su hermana menor Mónica Cruz, que atraviesa unos duros momentos tras el escándalo de su madre, la vidente Cristina Blanco.