Eso no significa que no haya habido conductores vascos que hayan perdido todos sus puntos. «Todavía es pronto; antes de poder recuperar los que te retiran, tiene que llegarte una notificación que ratifique la sanción, y eso lleva tiempo», indica Iñigo Montenegro, presidente de la Asociación de Autoescuelas de Vizcaya. Además, los que han perdido menos puntos de los que se pueden recuperar con los cursos, «van a esperar a perder más, ya que no sale precisamente barato», asegura Montenegro. Recobrar unos cuantos cuesta 170 euros, y la totalidad, 320 euros.

En Euskadi hay 14 centros autorizados para impartir estas clases. Siete de ellos en Vizcaya: tres en Bilbao, uno en Getxo, otro en Gernika y otro en Zalla.