Lo dice un estudio de Consumer que, pese a todo, da una calificación de «bien» a estas piscinas. Las de Donostia –una por cada 36.500 vecinos– obtienen una nota de «muy bien», la misma que las de Vitoria, donde hay una por cada 28.000 vecinos.