'Una vez érase', un cuento al revés contado por niños superdotados

  • El director de cine onubense Esteban Magaz ha rodado un corto con un innovador reparto.
  • Se trata de primera cinta rodada con niños de altas capacidades que no son actores profesionales.
El director de cine onubense Esteban Magaz (c), rodeado del grupo de niños superdotados con los que ha rodado 'Una vez érase'.
El director de cine onubense Esteban Magaz (c), rodeado del grupo de niños superdotados con los que ha rodado 'Una vez érase'.
EFE

El director de cine onubense Esteban Magaz comenzó a dar clases de cine a un grupo de niños superdotados y de su idea de rodar con ellos nació Una vez érase, la primera cinta rodada con niños de altas capacidades que no son actores profesionales.

Bajo ese nombre, que ejemplifica un cuento "contado al revés", este cortometraje, que esta semana se ha estrenado en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, supone un hito en el cine español, por lo innovador de su reparto y a la vez el regreso de este cineasta onubense a la ficción, tras varios años dedicado a la dirección del certamen onubense y a la dirección de anuncios publicitarios.

El reparto, como explicaba el director esta semana, está formado por niños de entre 7 y 12 años, y en esencia "la única diferencia es que son niños que suelen preguntar muchas cosas, y tienes que estar preparado para tener respuestas para todo, por la gran curiosidad que muestran absolutamente por todo".

Por lo demás, dice, "es la única diferencia que tienen con respecto a los niños que podemos llamar normales, que requieren mucha información, pero luego son niños como cualquiera, no hay diferencias".

Eso sí, un rodaje con niños siempre es complicado, y el director ha tenido que ser equitativo "y repartir el trabajo con el ocio, de modo que han tenido momentos de juego, pero luego se han puesto a trabajar, que es cuando han sido responsables, y el resultado se ve en la pantalla, ya que se ha sabido respetar sus turnos de juego, como en la vida misma, y se consiguió repartir el trabajo con la diversión", explicaba Magaz.

El resultado ha sido "contar un cuento con imágenes, y hacer algo distinto, y si el público se lo toma bien y le gusta se dará por bueno", señala.

Los niños participantes pertenecen a la delegación en la Costa de la Asociación Areté (Asociación Onubense para las Altas Capacidades Intelectuales), y la idea surgió, al igual que ocurrió con Despierta, su anterior trabajo, a partir de un encargo, en este caso de dicha asociación.

Magaz subraya que los niños "han tenido la oportunidad de aprender cómo se hace cine de verdad, desde la escritura del guión, pasando por la producción, los decorados, el vestuario y el rodaje, sin duda la parte más divertida pero también la más dura".

"Viendo el resultado podemos decir que todos los participantes han dado la talla, poniendo un broche de oro a esta curiosa experiencia", subrayaba esta semana.

La producción ejecutiva de Una vez érase corre a cargo de la joven productora La Perla Films, bajo la supervisión de Carlos Troncoso, en colaboración con la propia Asociación Areté-Costa.

Una historia contada al revés

El argumento gira en torno al mundo onírico de los cuentos infantiles, con una historia narrada al revés, y como dice su propio director, "es una película para sentirla".

Además de Magaz y los propios pequeños, que intervienen como actores en este rodaje encarnando a personajes clásicos de cuentos infantiles, el equipo de Una vez érase cuenta con profesionales que han participado de manera altruista y desinteresada en el proyecto, al igual que su director.

Una vez érase es el tercer trabajo de Magaz, quien en 2000 se puso por primera vez tras la cámara para rodar El Congreso (protagonizado por Beatriz Carvajal y estrenado en el Festival de Cinema de Comedia de Peñíscola); y en 2005 asumió la dirección de Despierta (programado en la 53 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián y en el Spanish Film Festival de Australia, entre otros).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento