Tony Blair evita confirmar si dio permiso a Estados Unidos para espiar en Reino Unido

  • El exprimer ministro Blair habría autorizado a Estados Unidos para recopilar y analizar correos electrónicos y teléfonos móviles de millones de ciudadanos.
  • Los ciudadanos no estaban relacionados con el terrorismo ni con otros delitos.
  • Lo ha revelado una investigación conjunta del diario 'The Guardian' y del canal Channel 4 utilizando información filtrada por Edward Snowden.
El ex primer ministro británico Tony Blair sale del edificio judicial del Royal Courts Of Justice.
El ex primer ministro británico Tony Blair sale del edificio judicial del Royal Courts Of Justice.
ANDY RAIN / EFE

El exprimer ministro británico Tony Blair ha evitado confirmar este jueves autorizó a Estados Unidos para que sus servicios de inteligencia espiaran las comunicaciones de ciudadanos británicos si durante su Gobierno. "Sin entrar en detalles, es bueno recordar que nuestros servicios de inteligencia intentan proteger a nuestro país y a nuestros ciudadanos", se limitó a responder Blair a la prensa en la sede de Naciones Unidas.

Varios medios británicos han publicado que Blair autorizó que EE UU recopilara y analizara registros de correos electrónicos, teléfonos móviles y de internet de millones de ciudadanos, incluso sin estar vinculados con sospechosos de terrorismo.

Según documentos filtrados por el exagente de la CIA Edward Snowden, la Agencia de Seguridad Nacional de EE UU selló un acuerdo en 2007 con la inteligencia británica para almacenar datos personales de sus ciudadanos recogidos de forma aleatoria. Una investigación conjunta del diario The Guardian y el canal de televisión Channel 4 asegura que ese material se ordenó en bases de datos y fue puesto a disposición de otras agencias de inteligencia y militares estadounidenses.

Los documentos de Snowden revelan que hasta 2007 las normas acordadas entre Estados Unidos y el Reino Unido impedían a los servicios de inteligencia estadounidenses rastrear ese tipo de información de ciudadanos británicos. Después de sellarse el acuerdo, la información se recogía de forma aleatoria, según los mismos documentos, y correspondía a personas que no eran objeto de operaciones de seguimiento específicas ni sospechosos de ningún delito.

Según la investigación, la NSA ha utilizado la información sobre ciudadanos británicos para analizar la vida de algunos sospechosos a través de datos que corresponden a "amigos de amigos" de los sujetos investigados en primer término.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento