Niños creativos
Los niños que han ganado el concurso Minimiba, del Museo de Inventos de Barcelona, con sus inventos. MIBA

Unas zapatillas deportivas para detectar hormigas, minas o excrementos de perro y evitar pisarlos, un utensilio para cortar el fuet sin esfuerzo y en finas rodajas, una chaqueta con sistema de sujeción para poder abrocharla a la cintura sin dificultad... estos son algunos de los inventos ideados por niños de entre 6 y 12 años que este jueves ha presentado el Museo de Inventos de Barcelona (MIBA).

Son los ganadores de los premios Minimiba, creados en 2011 para fomentar la creatividad en los niños y hacer realidad algunas de las propuestas que los jóvenes inventores, con mentes abiertas y poco contaminadas, han presentado ideas geniales.

Desde entonces, el museo ha recibido 15.000 ideas, a razón de unas 500 cada mes, de las que periódicamente eligen las más originales y las que pueden tienen el potencial suficiente para convertirse en productos patentados y prototipos. El curso 2012-13, recibió más de 5.000 propuestas y hasta marzo expone las nueve mejores, ideadas por 12 escolares. Los inventos han sido patentados a su nombre.

El MIBA ha recibido 15.000 ideas en tres años y las mejores se han patentadoAdemás de los ya citados, también se exponen una jarra de agua que permite vaciar su contenido sin esfuerzo, un plato lleno de pequeños agujeros para que las salsas se acumulen en el fondo y acaben tentando al comensal o una almohada despertador que, con vibraciones y destellos luminosos, avisa a su dueño sin necesidad de molestar a los demás.

Los inventos llegan a Barcelona después de haber participado en el British Invention Show, que se celebró del 23 y el 26 de octubre en el Barbican Exhibition Center de Londres. La organización reconoció con un Double Gold, el máximo galardón, a los creadores de tres inventos nacidos del Minimiba y que se impusieron a inventores de mayor edad.

Una de ellas fue Irene Aragonés, de 8 años, quien vio cómo su manta, "que reproduce el sonido que más te gusta", obtenía unos de los premios del jurado de esta feria de invención, innovación y tecnología, junto a Greta Estarlich, quien con la misma edad creó un "plato en el que puedes variar el fondo", y las hermanas Laia y Júlia Pongiluppi, de 10 y 12 años, respectivamente, creadoras del "zapato que evita pisar hormigas".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.