Estado en el que ha quedado parte del casco histórico de Valparaíso, tras el fuerte incendio del sábado
Estado en el que ha quedado parte del casco histórico de Valparaíso, tras el fuerte incendio del sábado. (EFE)

El gigantesco incendio que arrasó el sábado el barrio histórico de Valparaíso ha causado tres muertos y once desaparecidos, según un balance oficial dado por las autoridades chilenas.

Estos datos no coinciden con los facilitados por los bomberos ni con los que manejan los medios locales, que cifran en cinco las víctimas mortales y en al menos 30 los desaparecidos.

El gobernador provincial de Valparaíso, Ricardo Bravo, señaló en una conferencia de prensa que "se ha logrado establecer que hasta el momento hay once personas que se encuentran desaparecidas".

Este lunes aparecieron cinco personas que se creía desaparecidas con vida
Esta cifra se redujo este lunes después de que se  encontraran cinco personas con vida "en buenas condiciones".

Estas personas fueron localizadas en uno de los albergues que atienden a los damnificados en el centro de la ciudad.

Bravo también confirmó que se han encontrado los restos de tres personas, dos de ellos completamente calcinados.

En el lugar operaba un grupo de 111 personas conformado por personal de bomberos, carabineros, infantes de marina, soldados del ejército y varios peritos especializados en la identificación de cadáveres.

Tras la explosión y posterior incendio que se originó en la mañana del sábado a raíz de una fuga de gas, dos edificios se derrumbaron, otro se incendió y un cuarto resultó con severos daños estructurales.

También quedaron inservibles algunas casas antiguas, mientras un grupo significativo de viviendas de los cerros de Valparaíso resultaron afectadas por la onda expansiva de la explosión.

Diez muertos por otro incendio

La Intendencia (Gobernación) de Punta Arenas, en el extremo sur de Chile, identificó a los diez extranjeros que murieron el sábado en un incendio que afectó a un hostal situado en pleno centro de la ciudad.

Según el comunicado, en el siniestro fallecieron una familia argentina de cuatro miembros, dos matrimonios alemanes, una turista canadiense y una australiana.

Las dos parejas alemanas fueron identificadas como Jennifer Kussel (nacida en 1983) y Philippe Bayer (1979); Peter Konig (1951) y María Katharina Konig (1955).

Las víctimas argentinas, oriundas de Río Gallegos, según el comunicado, son Esteban Omar Torales (1978), Jorgelina Díaz (1982) y sus hijos Franco Esteban (2000) y Facundo (1998).

En el caso de las ciudadanas canadiense y australiana, las identidades no fueron dadas a conocer por petición expresa del cuerpo diplomático de Australia, considerando que aún no se sabe con certeza a que cuerpo corresponde cada una, señala el texto de la Intendencia.

Los diez turistas extranjeros murieron por asfixia en la madrugada del sábado al incendiarse el hostal Blue House, en pleno centro de la capital magallánica, situada a más de 2.000 kilómetros al sur de Santiago de Chile.