Viaje al cerebro del metro
El jefe de sala controla la cadencia de los trenes en las trece líneas del metro de Madrid.(SERGIO GONZÁLEZ) SERGIO GONZÁLEZ

Mientras cientos de viajeros se preguntan por qué su tren no reemprende la marcha, en la inmensa pantalla que preside el centro de control de Metro de Madrid parpadea una casilla en la Línea 1 y suena un tintineo.

Hasta esta ovalada sala de 500 metros cuadrados llegan todas las incidencias del metro

La alerta convoca a varios informáticos alrededor del responsable del tramo. Descartados problemas mayores, se detecta el fallo de una puerta.

Los conductores del resto de convoyes esperan noticias de la reparación para recuperar su ritmo de paso

Hasta esta ovalada sala de 500 metros cuadrados –ubicada en la estación Alto del Arenal– llegan todas las incidencias del metro y desde aquí parten las órdenes para solventarlas. Es el cerebro del suburbano.

El más seguro del mundo

Son 160 empleados que controlan más de 280 trenes funcionando en hora punta y velan por la seguridad de casi dos millones de viajeros diarios gracias a las imágenes que proyectan más de 3.000 cámaras de vigilancia.

 

El responsable del centro, Rafael Corisco, defiende que el metro de Madrid es "el más seguro del mundo"

Los hay que controlan las 84 subestaciones eléctricas que proporcionan al año tanta electricidad como la que consume Zaragoza. Y también los que llaman al Samur, que atiende cada día 18 ó 20 emergencias.

 

El responsable del centro, Rafael Corisco, defiende que el metro de Madrid es "el más seguro del mundo", aunque reconoce que su prioridad debe ser implementar tecnología punta en las dos líneas más utilizadas de la Red, la 1 y la 6, para que los trenes puedan pasar cada minuto y medio y no cada tres.

El refuerzo de la L-6, tras el verano

La Comunidad construirá dos nuevas subestaciones eléctricas para Metro y comprará 25 trenes más para la Línea 6.

Estos convoyes prestarán servicio a partir del segundo semestre, cuando ya esté en pruebas la nueva señalización, que permitirá reducir el tiempo de paso en hora punta.

Actualmente son 37 los trenes que operan en una línea que transportó 180 millones de viajeros en 2006 y que acumula numerosas averías, la última, de dos horas de duración, el viernes pasado. La presidenta Aguirre pidió disculpas el jueves en la Asamblea por estas incidencias.