Metrocentro realizará sus primeros viajes el próximo mes de junio
Las vías y el enlosado llegan ya casi hasta el Archivo de Indias(K. Rangel).
El arranque de Metrocentro está más cerca de lo que se pueda pensar. La cuenta atrás para su puesta en marcha ya ha comenzado. Si todo sigue como hasta el momento, los sevillanos podremos utilizar este nuevo medio de transporte (unirá, en un primer momento, Carlos V y el Prado con Plaza Nueva) para verano, concretamente a partir del próximo mes de junio, según han adelantado a 20 minutos fuentes de Metrocentro.

El 15 de febrero se cierra el concurso que se ha convocado para poder alquilar sus primeros vagones, que no serán, ni mucho menos, los definitivos. Éstos todavía se encuentran en fase de construcción en Linares.

Viajes de prueba

El 20 de abril, justo entre Semana Santa y Feria, los primeros trenes de alquiler llegarán a la ciudad y se harán los viajes de prueba, para detectar posibles fallos en cualquier punto del recorrido. A primeros de junio, Metrocentro estará ya a pleno rendimiento.

Los trabajos de remodelación de Carlos V, San Fernando y la avenida de la Constitución avanzan. Las calles recuperarán la tranquilidad para Semana Santa. Árboles, vías y mobiliario urbano (farolas, papeleras...) estarán en su sitio el Domingo de Ramos.

Para entonces, incluso, estarán colocadas ya las catenarias que alimentarán de energía al tranvía entre la catedral y Puerta de Jerez. Las demás, las que irán de Plaza Nueva a la Puerta de San Miguel, se colocarán tras el paso de las cofradías. Cabe recordar que estas catenarias serán provisionales, ya que se pretende que los trenes se alimenten con baterías especiales en este tramo.

Margen de una semana

Las obras marchan a buen ritmo. Incluso van más adelantadas de lo que se cree, según explican a 20 minutos. Los operarios juegan con un margen de «entre una semana y diez días», de modo que no debe haber retrasos a pesar, por ejemplo, de días de lluvia como los de la pasada semana. Los empleados han acelerado los trabajos para tratar de evitar que cualquier contigencia pueda provocar un retraso en la entrega de la obra.