Venezolanos partidarios del Gobierno de Nicolás Maduro
Venezolanos partidarios del Gobierno de Nicolás Maduro muestran sus simpatías en una concentración en las calles de Caracas. MIGUEL GUTIÉRREZ / EFE

Apenas un día después de que el Gobierno aprobase poderes especiales para el presidente Nicolás Maduro, el dirigente opositor venezolano Henrique Capriles convocó este miércoles una jornada de protesta en todo el país este sábado contra el Gobierno y la crisis que, a su juicio, se observa en el desabastecimiento de productos básicos, en la inflación y en la inseguridad.

No quiere decir que no nos podemos sonreír, pero la del sábado no es una fiesta, es una protesta contra la crisis"Yo invito a todos los venezolanos que sufren la crisis, a todos los que sienten que a este país el Gobierno quiere destruirlo, el sábado 23 de noviembre a una jornada de protesta en toda Venezuela, en los 335 municipios del país", dijo Capriles.

El también gobernador del céntrico estado Miranda invitó a la movilización de protesta en compañía de los representantes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y señaló que no debe tramitar permisos para la marcha pues ésta se realiza en el marco de una campaña electoral. "No convirtamos la protesta en una fiesta, no es una fiesta, no quiere decir que no nos podemos sonreír, pero no es una fiesta, es una protesta contra la crisis, contra el desastre, el pueblo tiene que hablar, el pueblo va a hablar con su voto, pero el pueblo puede hablar también el sábado", afirmó Capriles.

"Contra la crisis económica, contra el desabastecimiento, contra la inseguridad (...) contra los hospitales que no tienen lo que tienen que tener, contra las escuelas que están destruidas, contra el Gobierno (...), un Gobierno que lo controla prácticamente todo y dicen que no son culpables de nada", indicó.

Capriles aseguró que "no hay ningún país en América Latina que tenga esta situación" de inflación, "ese incremento en la comida", y criticó las medidas que ha tomado el Gobierno de Nicolás Maduro para bajar los precios de los productos en los comercios cuando, opinó, los problemas del país son "mucho más graves".
"¿Saben cuántos muertos van este año ya? ¿Saben cuántas personas asesinadas? 25.000", afirmó.

Capriles fue el candidato a las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril en las que resultó triunfador Nicolás Maduro por un estrecho margen de 1,49 puntos porcentuales, resultados que no son reconocidos por la oposición e impugnados por su líder.